Enfermedades de la tiroides: Buen tratamiento no afecta la calidad de vida.

La doctora Marcela Jiménez

La doctora Marcela Jiménez M. estudió medicina en la Universidad de La Frontera, donde se especializó en medicina interna. Posteriormente la subespecialidad de endocrinología en la P. Universidad Católica de Chile. Tras este proceso, regresó al sur para desarrollar esta especialidad junto a sus profesores Dra Gladys Larenas y  Jorge Sapunar, con el propósito de hacer un aporte en la región.

“Doctora, tengo “tiroides” es la afirmación con la cual muchos pacientes inician el diálogo con la endocrinóloga, doctora Marcela Jiménez M., quien explica que todos los seres humanos tenemos esta glándula, pero son las patologias  de ella como hipotiroidismo, hipertiroidismo y  nodulos tiroideos, las que hoy  afectan a la  población generando la  inquietud de saber de ellas.

En  poco más de 20 años de trayectoria, su ejercicio profesional se ha centrado en la endocrinología y,  dentro de esta especialidad, a las afecciones a la tiroides, ya que son parte importante de las consultas.

Conocida y desconocida a la vez, la glándula tiroides produce hormonas que contribuyen a regular el metabolismo y funciones corporales. Cuando falla, se desarrollan enfermedades que alteran la calidad de vida. Sin embargo, si se realiza  un  diagnóstico  y tratamiento  adecuado  generalmente tienen  buena evolución. 

Cerca de un 40% de las consultas que atiende la doctora Jiménez corresponden a la glándula tiroides y sus trastornos. “Cuando ésta se activa, aumenta  la producción de hormonas tiroideas, se conoce como hipertiroidismo, que es de baja frecuencia. Y a la inversa, cuando la glándula disminuye la secreción hormonal se produce un  hipotiroidismo, siendo esta enfermedad la de mayor  incidencia en la población”, acota. 

En Chile, cerca de un 18% de los pacientes toman la hormona tiroidea como terapia y, en La Araucanía, aproximadamente un 20%. “Tradicionalmente, se decía que de la tiroides sólo se enfermaban las mujeres. Hoy los estudios revelan  que con el paso de los años  los varones aumentan  la probalidad  de desarrollarlas y, pasados los 50 años, la diferencia por sexo se empieza a estrechar”, destaca. 

Nódulo Tiroideo

Cuando alguien es diagnosticado con nódulo tiroideo, la primera reacción es angustia y  acudir a la brevedad al  especialista, porque se trata de un tumor y el primer pensamiento es asociarlo a  cáncer. Pero, comenta, hay que ¨ocuparse y  no preocuparse¨, porque el nódulo es tratable. “En la gran mayoría  son tumores benignos  y sí,  requieren una evaluación especializada”.

¿Qué hacer si le encuentran un nódulo? : La doctora Jiménez recomienda consultar al médico para evaluar de que tipo de lesión se trata, cuál es el riesgo de ser cáncer según los antecedentes personales, familiares y hallazgos radiológicos,  y entonces definir la  conducta a seguir. “Sólo un porcentaje requiere  estudio histológico (punción bajo ecografía y biopsia, procedimiento que es ambulatorio). Con  el resultado  se decide si el tratamiento  será médico o quirúrgico (operarlo)”. Si finalmente resulta ser maligno, el primer tratamiento es la cirugía y,  en algunos casos, terapia complementaria con yodo, siendo poco frecuente requerir de tratamientos oncológicos prolongados e invasivos. “El cáncer de tiroides tiene cura cuando se pesquisa precozmente.

Recordó que el Dr. Fernando Lanas presentó un estudio con seguimiento a la población, el cual concluyó que las muertes por enfermedades cardiovasculares ya no son la primera causa de muerte en La Araucanía, sino que es el cáncer. “Y dentro de esto, la tiroides hace un aporte. No es la más frecuente, pero en la última década  la incidencia ha incrementado. El estudio INCATIR mostró una incidencia  de  7% a nivel nacional, en la región tenemos cerca del 10%”. Expuesto esto, el mensaje a las personas es no alarmarse al enterarse que tienen un nódulo tiroideo y  consultar al medico especialista con el objetivo de tener un diagnóstico adecuado y tener claro los pasos a seguir.

Los Diagnósticos

Las enfermedades tiroideas son enfermedades en su mayoría benignas, tienen  tratamiento, y buena evolución. “La buena noticia es que una vez que el paciente se trata  puede hacer su vida normal”, afirma.

Las manifestaciones del hipotiroidismo son inespecíficas. Pueden describir fatigabilidad, disminución de capacidad de alerta, alza leve de peso, trastornos del ánimo y del sueño, lo cual disminuye su rendimiento académico y/o laboral. Muchas pacientes parten consultando al neurólogo o psiquiatra al tener estos síntomas. “Incluso hay pacientes con hipotiroidismo que primero son tratados por depresión y hoy dentro de la evalución de  paciente depresivo  se incluye solicitar examenes que permiten saber de la función tiroidea”, sostiene la doctara Jiménez. 

El hipertiroidismo, en cambio, genera hiperactividad, aumento de horas de vigilia, irritabilidad, temblor fino, sudoración, bochornos, baja de peso espontánea, dolor muscular entre otras, lo que limitan o impiden realizar actividades habituales.

Ambos trastornos limitan el llevar a cabo actividades habituales. Pero, nuevamente, la endocrinóloga resalta que tanto hiper como hipotiroidismo pueden ser pesquisadas por el médico familiar, internista y/o pediatras. Desde ahí recibir la derivación al especialista.

“El hipotiroidismo requiere un tratamiento con levotiroxina, que es la hormona tiroidea, que reemplazará la glándula enferma y con ello recuperará el funcionamiento del organismo. Lo más común es que los pacientes consulten por un hipotiroidismo subclínico (etapa inicial), es decir, no alcanzan a tener signos ni sintomas evidentes de la falta hormonal. Confirmado el  diagnóstico se inicia terapia, la que  luego se irá ajustando llegando a la dosis adecuada. Cada paciente tiene su dosis la que depende de muchas variables (edad, peso, si utiliza otros fármacos, etcétera) y  además la dosis puede variar  en el paso de los años. Es importante que la  toma del medicamento sea  en ayunas  30 minutos antes del desayuno y no asociado a otros como el omeprazol, calcio, fierro, entre otros, ya que pueden disminuir la absorción”

 “Hoy no se tiene que pensar que el hipotiroidismo requiere control con el  médico endocrinólogo mensualmente. En general, en los primeros  6 meses  se llegará a su dosis de equilibrio, luego con control a los 6 meses y  anual, salvo  en situaciones especiales como  el embarazo”. Además, es una enfermedad GES y, tanto cotizantes Fonasa como Isapre, podrán tener acceso al tratamiento.

Una persona que sospeche que puede estar cursando hipotiroidismo, puede solicitar un screening de tiroides, con una muestra de sangre que incluya TSH. “Este es suficiente para hacer la pesquisa. Luego, con el  especialista se les indicará los exámenes complementarios si se requieren”. 

¿Y la vitamina D?

Es un comentario e inquietud común. Es una consulta recurrente y hoy hace que las personas se preocupen de saber como mantener niveles normales.

La vitamina D se sintetiza en el organismo y  activa en la piel por estímulo de la radiación solar. Y, quienes vivimos en el sur, estamos menos expuestos a ella, asociado  a jornadas de trabajo en lugares cerrados  y la recomendación de bloqueador solar. “La insuficiencia de vitamina D es más frecuente en mujeres post menopausicas, personas  con exceso de peso y  en quienes tienen baja ingesta de pescado. Estos factores aumentan la prevalencia de insuficiencia de vitamina D en la región”.

La vitamina D influye en la absorción del calcio en la dieta para mantener una buena masa ósea, es un factor protección de enfermedades cardiovasculares y un niveles optimos pueden ser  coadyudante en el tratamiento de cuadros depresivos y  en enfermedades autoinmunes. 

La recomendación es cambio en estilo de vida: caminar, hacer ejercicio, alimentación saludable, que incluya aumento ingesta de salmón y atún, disminuirían la incidencia del deficit de esta vitamina.

“El año 2005 eran cuatro los endocrinólogos adultos y una infantil en Temuco, actualmente somos una unidad con doce especialistas entre diabetólogos y endocrinologos. que trabajamos en la ciudad. Este equipo es reconocido y es  una referencia para el sur de Chile”, explica. Profesionalmente, agrega, su visión es que “hay que seguir trabajando unidos para crecer como equipo y además educando a la comunidad”.