Plásticos en el océano: Los mares no son basurero

Plastic Ocean

En 2015 Jenna Jambeck, profesora de ingeniería de la Universidad de Georgia, calculó que entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas de plástico al año llegan al mar solo contando el procedente de las regiones costeras, informa National Geographic.

La aparición de micropartículas en pingüinos en la Antártida y  la gran isla de plástico –cuya superficie sería comparable a Francia, España y Alemania, juntas- que flota en el Pacífico-; junto a las imágenes de delfines y aves atoradas con redes de desecho son imágenes que nos están impactando. Y que no son hechos aislados.

Crece la certeza que como generación estamos contaminando los mares. Y hay que actuar. Así, el documental  “A Plastic Ocean”, del director Craig Leeson, no los dejó indiferentes

Para los integrantes de Plastic Oceans Chile, eso los llevó a buscar una acción concreta desde el sur del mundo, donde somos un país con una costa de 6345 kilómetros. Este documental, cuyo alcance ha sido muy exitoso a nivel internacional, relata cómo el realizador, en la búsqueda de la ballena azul, se encuentra que, donde el mar debiera ser limpio y libre de la acción humana, está lleno de plástico y, literalmente, se ha transformado en un océano de plásticos.

Plastic Ocean

La directora científica de Plastic Oceans Chile, Camila Ahrendt, dijo que su participación en esta entidad se basa en que “siempre he querido hacer ciencia de manera distinta. La ciencia es una herramienta tan amplia, y hay que usarla de distintas formas. Educar e informar y, sobre todo, crear soluciones desde áreas distintas a las usuales. Me motiva estudiar el plástico desde la ciencia y llevarlo a la sociedad”. 

Las lineas de acción en las que trabaja son la ciencia, el material audiovisual, la educación, promover la economía circular y las políticas públicas. “Es preocupante el tema de los desechos plásticos a nivel global y en Chile porque tenemos un modelo sumamente lineal. Esto promueve, o más bien, permite la generación de materiales vírgenes y, a la vez, la generación de desechos dentro de los ecosistemas, sin que se aprovechen al 100%. Estos desechos afectan a los ecosistemas, a la flora, fauna y procesos biogeoquímicos”. 

Para Camila, las soluciones que se puede usar para avanzar en disminuir esta generación de residuos plásticos se centran en la educación, el uso de las expertices, carreras y hobbys que tienen las personas para ayudar a los cambios. “También están los cambios gubernamentales, cambios en las empresas, cambios en la ciencia, cambios en la publicidad, en la educación…. etcétera. Hay una infinidad de cambios que favorecen el empoderamiento de la masa social crítica”.

Y a nivel de las personas, de los ciudadanos, también hay cambios y acciones concretas. Es un tema de voluntad. “Podemos educarnos, podemos rechazar los plásticos desechables y reemplazarlos por la madera, las telas, y tantos materiales distintos al plásticos. También podemos hablar con nuestras familias y amig@s acerca de las alternativas de comprar a granel, y también sobre el poder que ejerce la sociedad en términos de preferencia de consumo. El mensaje principal es dejar de consumir productos desechables”. 

El mensaje de Camila Ahrendt es simple y contundente.  “Entendamos y podamos sentir que somos parte de un Todo. Todo está conectado. Y necesitamos esa humildad al vivir en el planeta”.

Plastic Ocean

Chile: Ley y plásticos

“Hemos avanzado significativamente, pero aún falta legislar en distintas áreas y también considero que Chile cuenta con un porcentaje muy alto de AMP’S que necesitan ser administradas frecuentemente. Como meta se ha establecido un 10% de hope spots (lugares del océano definidos para protección) a nivel mundial del océano al año 2020. Esto no hace muy alentador el panorama mundial”. 

Plastic Ocean

¿Qué hace Plastic Oceans Chile?

Esta organización se enfoca en la ciencia, desarrolla terrenos, protocolos, ciencia ciudadana, expediciones y genera material científico propio. Esa es el área que lidera Camila Ahrendt, quien reconoce que su pasión es la vida al aire libre y en los terrenos, en el mar, en los barcos.

Plastic Oceans Chile desarrolla material audiovisual como documentales y asesoría en programas de televisión. En el caso de Camila, ha realizado asesorías a documentales y ha participado activamente desde el área científica y contaminación por plástico en varios documentales. “El año pasado trabajé con National Geographic y este año estamos desarrollando 2 documentales, hechos en Chile”.

Como organización, apoyan la economía circular, en base a trabajo con empresas que se dediquen a esto, colaborando desde su expertise.

La educación es un área importante de su trabajo, con programas para colegios, liceos, escuelas rurales, municipalidades y empresas.

Los cambios requieren acciones a todo nivel. Por eso están impulsado y colaborando en la creación de legislaciones y políticas públicas. “Somos parte del miembro directivo del Pacto por el Plástico en Chile y además hemos propuesto un proyecto de ley junto a Oceana Chile, que presentamos al Congreso, con el apoyo transversal de senadoras y senadores, diputadas y diputados de distintas bancadas, muy transversal, lo que nos da fuerza. Hace un mes atrás, presenté en la Comisión de medio ambiente del Senado, y tenemos unanimidad al respecto”, cuenta.