Carlo Rocuant, fotógrafo profesional

Carlo Rocuant

Llevo años viviendo aquí y siempre me encanto con la diversidad de paisajes y fauna de la zona

Decidió radicarse en La Araucanía, maravillado por la naturaleza y los incontables espacios dónde desarrollar su arte.

Al poco tiempo, una de sus fotografías recorrió el mundo a través de National Geographic, momento en que Carlo Rocuant graficó la erupción del volcán Villarrica en marzo 2015.

Con 43 años, relata que su pasión por la fotografía partió al estudiar publicidad en Viña y luego diseño gráfico. En ambas carreras comenzó a escribir su historia como fotógrafo en paralelo. Trabajó en una productora, pero sintió que necesitaba dar un giro a su vida. Así, hace 6 años dejó Santiago con paisaje de ida a Pucón.

“Estaba en Santiago y un poco aburrido de la zona y el trabajo. Siempre me ha encantado el sur, lo conocía, La Patagonia, Chiloé. Pude viajar y conocer y me marcó. Me vine a Pucón por otros motivos y me quedé”. Ahí decidió viajar a España a estudiar fotografía. 

A su regreso, la motivación y el entorno lo potenciaron. Eso se plasmó en Pucón Terra Mágica, libro de fotografías que se transformó en el primer libro fotográfico sobre Pucón, hecho de manera profesional.

“Nació por la necesidad de expresar, mostrar mi trabajo y el desafío de enfrentarse al mundo, a las críticas. Recibí muy buenos comentarios”, cuenta Carlo. Editado y autofinanciado por él mismo en 2017, emprendió la publicación de esta obra, que está presente en los salones de los principales  hoteles puconinos.

“Me encantan los lugares, la diversidad y los atractivos que tiene esta zona. Hasta en bicicleta puedes llegar a lugares tranquilos, exuberantes, eso es lo lindo y lo que me atrae de vivir aquí. Pucón tiene lago, tiene parques nacionales, trekking y deporte aventura”, resalta Carlo Rocuant. “Pucón es una zona ideal para el turista, con una movida gastronómica muy buena, excelentes hoteles y se puede llegar durante el día a cualquier lugar. 

Como fotógrafo, la zona siempre le ofrece algo nuevo. “Llevo años viviendo aquí y siempre me encanto con la diversidad de paisajes y fauna de la zona”.

Radicado por completo en Pucón, su actividad profesional mezcla distintas disciplinas de la fotografía: posee un estudio fotográfico, realiza books a modelos, fotografía gastronómica y comercial. En esta línea, reconoce, es muy meticuloso y detallista. “Lo estudié en Buenos Aires, donde fui 2 años seguidos a especializarme en fotografía de moda y publicidad. Es un arte en que creas luces, sombras y los énfasis que se le puede dar a la imagen y a las personas”.

“Hasta el momento tengo el libro turístico, que te invita a ver los “spots” aparte de los parques nacionales, visitar lugares que no están mayormente en la zona turística. Además, en su estudio realiza impresión de cuadros fotográficos en formato grande. Junto a ello, foto estudio para personas que busca fotos familiares profesionales e imágenes para distintos clientes”.

Está contentos con las decisiones que tomó. Fueron cambios que aparentemente violentos, lo llevaron hasta el sur de Chile. Está más que satisfecho por las decisiones de vida que tomó y por el camino que tomó su profesión.

Sus planes son continuar perfeccionándose y compartir su arte. Recientemente presentó la exposición “Alma de la naturaleza” en una galería en Pucon, en la cual mostró paisajes de la zona combinados con una historia de cada fotografía. “La técnica y el pie de foto entregaban mucho más contexto e hitos, compartimos fotografía con contenido, que fue el objetivo planteado por el curador de la exposición, el Conservador de Bienes Raíces de Pucón, Enrique Rossel”.

Más allá de solamente mostrar fotos, la intención fue educar. Asi, la exposición tuvo la participación de colegios, matizada por charlas del propio Carlo, quien traspasó su entusiasmo por la zona y el arte que realiza desde muy joven. Hoy es un puconino y sureño por adopción y opción.

Puedes conocer más de la fotografía  de Carlo en su sitio web