Mauricio Gejman, Seremi del Deporte en La Araucanía

Mauricio Gejman
Temuquense y ligado al deporte de toda la vida, espera que la región fortalezca su identidad cultural y que se mejore la accesibilidad en las ciudades.

“Estamos en deuda con las facilidades para los discapacitados”

Durante siete años fue presidente de Deportes Temuco, luego cuatro años comentando deporte en televisión, en programas de radio, siempre ligado de una u otra manera a la actividad deportiva. Hoy es el flamante Seremi del Deporte en la Región de La Araucanía. 

“Cuando me llamaron para este cargo fue un honor y una sorpresa. Justo habíamos cerrado las tiendas familiares, por lo que acepté gustosamente”, señala.

Sobre la práctica deportiva regional en la actualidad, explica que “El fútbol se roba el protagonismo y copa los medios, pero en Temuco y la región actualmente se practica mucho más deporte que antes. En las 32 comunas hay talleres del Instituto Nacional del Deporte (IND), programas comunales de acuerdo a sus talentos, por ejemplo, el canotaje en Carahue e Imperial, el esquí en Lonquimay, los deportes aventura en Pucón, el ciclismo en Freire o el atletismo en Temuco”.

“El Presidente nos dio una tarea en su programa de Gobierno”, destaca: “Llegar al 2022 con cinco millones de chilenos dedicados a las prácticas deportivas y la actividad física: esto nos significa sólo deporte, está el baile entretenido, la zumba, actividades que incluso los adultos mayores puedan realizar”.

Temuco

Gejman es nacido y criado en Temuco, “y en Temuco espero morir, con la camiseta de la ciudad bien puesta”.

Recuerda que de niño, en la micro, llegaba hasta Avenida Alemania con Andes y de ahí seguía campo. “Hoy son muchos kilómetros más allá lo que ha crecido y sigue creciendo, convirtiéndose en una ciudad de vanguardia a nivel nacional. Temuco es la ciudad más importante al sur de Concepción y debe seguir consolidándose, en una región que siempre la estigmatizan por ser la región más pobre, pero es una región de una riqueza incomparable, atractivos turísticos mundiales, eso es lo que demos seguir potenciando en La Araucanía”.

Cultura local

Consultado sobre la historia de la tienda familia “Gejman”, señala que “El comercio hace 30 ó 50 años atrás era sólo de empresas locales de las que puede quedar una o dos, pero las cadenas nacionales, con su gigantismo, hicieron muy difícil la competencia. Eso no sólo ocurrió con el retail en Temuco, sino que ha ocurrido en todas partes, también con las farmacias, los medios de comunicación, y la gente ya compra productos por internet, por lo que hay una competencia de nivel global”.

Para diferenciarse de las grandes cadenas comerciales y fortalecer el emprendimiento local, propone: “Hoy debemos diferenciarnos buscando cosas propias de la región, emprendimientos innovadores, con pertinencia regional que no se puedan encontrar en otros lugares. Aquí contamos con el etnoturismo, la gastronomía mapuche, algo que debería potenciarse como atractivo para mostrar al mundo. Lo que se conoce como conflicto mapuche debe ser reemplazado por la difusión y conocimiento de la riqueza de la cultura mapuche”.

Coronavirus

Siendo una de las autoridades regionales que se contagió el Coronavirus, ahora puede contar su experiencia: “Cuando escuché en las noticias del Coronavirus lo vi como algo lejano, como tantas otras cosas que se escuchan del mundo (gripe aviar, H1N1). Nunca pensé que iba a llegar a Chile y a Temuco de esta manera, como lo estamos viviendo hoy”.

Pero al sufrir algunos problemas de salud fue a hacerse el examen: “Cuando me dijeron que era positivo me asusté, obviamente. Gracias a Dios no fue tan complicado, no tuve problemas respiratorios y pude pasarlo con algunos malestares, falta de energía, pero después de diez días desparecieron los síntomas, empecé a sentirme bien y me dieron de alta a los quince días. Lo pasé bastante mejor que otros casos”.

“Frente a este tipo de virus hay que ser tremendamente cuidadoso, riguroso y respetuoso de las instrucciones que entrega la autoridad sanitaria”, recomienda, “Puede que a una persona joven no le afecte mucho, pero nos rodean adultos mayores o personas que están en grupos de riesgo que tenemos que cuidar”. 

Discapacidad

En febrero de este año, Mauricio Gejman cumplió 16 años en silla de ruedas. “Este fue un golpe muy fuerte: un accidente que de un día para otro cambia tu vida, que un doctor te diga que no vas a volver a caminar nunca más, son cosas muy fuertes, pero la fuerza que entrega la familia, los amigos y la fe en Dios permiten salir adelante. Hoy lo veo como un recuerdo que es parte de mi vida y me siento como una persona normal”.

“El dolor o duelo de este golpe dura más o menos un año”, explica, “Porque uno piensa que hace un año estaba bailando, celebrando mi cumpleaños, o hace un año fue el accidente. Luego de ese año, se empieza a salir y esta condición es parte de tu vida”.

Esta realidad es la que le permite reflexionar tanto sobre el deporte como sobre la discapacidad, pues en la cotidianeidad no es fácil esta condición. “Aún hay mucho desconocimiento e incluso faltas de respeto. La gente que no ha vivido una discapacidad no entiende. Uno quiere subir a un ascensor y se te mete cualquier persona por delante. Son cosas muy molestas. Se vive el día de la Teletón, pero al día siguiente te ocupan el estacionamiento para discapacitados”.

Asimismo, señala que las ciudades deben ser más accesibles, porque esto no afecta sólo a los discapacitados, sino también a los adultos mayores. 

“Todos vamos a llegar al final de nuestras vidas caminando con dificultad y vamos a necesitar esta accesibilidad. Algo básico sería incorporar a discapacitados en la planificación de las obras, y así también se podrían integrar más personas a los puestos de trabajo”, explica, “Hay soluciones que no son más caras, son de creatividad. En Temuco no tenemos acceso al cine, en algunas clínicas no cabe la silla en el baño, por ejemplo. A pesar de lo mucho que se ha avanzado, quedan muchas cosas pendientes todavía en esta materia”.