“Nuestro sello consiste en acercar la facultad, con todo su potencial, a las problemáticas ciudadanas”

Rodrigo Navia, Decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad de La Frontera.

Como a todos, la pandemia les sorprendió y tuvieron que implementar el semestre (ahora el año) de manera virtual, pero han salido adelante innovando, adaptándose e incluso aportando a combatir el coronavirus.

“Lo primero que intentamos resolver fue el tema de la tecnología y el equipamiento, la conectividad y equipos para los estudiantes; a esto se suma la metodología de enseñanza, el aprendizaje en modo virtual, algo en lo que hemos ido avanzando y donde todos estamos aprendiendo, por ejemplo, a evaluar, algo que es muy complejo en el modo virtual”, comienza explicando Rodrigo Navia, Decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad de La Frontera (UFRO), al referirse a loa pandemia del coronavirus.

El académico explica que se ha trabajado en el campus virtual donde se decide el material que se sube, en qué formato, lo que significa un aprendizaje para todos, donde ha sido fundamental el apoyo del laboratorio de medios de la misma facultad.

Aporte en pandemia

En el marco de la pandemia, la Facultad de Ingeniería y Ciencias ha aportado desde distintos frentes. Primero, a través de la Macrofacultad de Ingeniería, junto a las facultades de ingeniería de las Universidades de Talca y Biobío, orientándose rápidamente a la producción de mascarillas y protectores faciales.

Luego siguieron con el desarrollo de un ventilador mecánico que aún se está probando. “Ahora último, firmamos un convenio con la Seremi de Salud de La Araucanía, para hacer la trazabilidad del contagio en la región”, señala el decano, “en la práctica se trata de una ampliación de la unidad de epidemiologia de la Seremi, y para esa unidad facilitamos la computeca de nuestra facultad, con todo lo que significa el equipamiento computacional, la telefonía y el wifi, un aporte importante en cuanto a equipamiento, tecnología y logística”.

Universidad y sociedad

Uno de los sellos que ha querido imponer en estos cuatro años el decano Rodrigo Navia, consiste en acercar la facultad, con todo su potencial, a las problemáticas ciudadanas. Ese es un norte que se han propuesto a propósito, dentro de su plan de desarrollo y donde trabajan alumnos, académicos y profesionales.

“Uno de los resultados de esta alianza es la aplicación “Aire Temuco”, desarrollada por académicos de Ingeniería Eléctrica y importantes que hemos obtenido con esta política de acercamiento a la sociedad, ha sido la alianza con la Municipalidad de Temuco y Everis en el proyecto “Smart City in a Box”, conocido como “Smart Araucanía”.

“Aquí tenemos el desarrollo de una plataforma para que se conecten emprendimientos “Smart” de la comunidad, locales, nacionales e internacionales, y dentro de este proyecto existe el compromiso de desarrollar cuatro aplicaciones (apps)”, explica el académico, destacando que este proyecto es financiado por el BID, CORFO y el Gobierno Regional.

Uno de los productos de esta alianza es la aplicación “Aire Temuco”, desarrollada por de Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación e Informática, donde se instalaron sensores en 30 puntos de la ciudad, para medir material particulado, humedad, temperatura, y llevar esos datos al celular.

Otra app es “Ojo Ciudadano”, para denunciar e informar a la municipalidad sobre incidencias urbanas, como luminarias en mal estado o microbasurales, para que sean atendidas.

Y ahora viene una app de transporte que se lama Moverick, ya operativa en Villarrica, y que a Temuco llegará a la Línea 4, para que el ciudadano sepa dónde viene el microbús y pueda salir a tomarlo, optimizando sus tiempos y facilitando los medios de pago.

La cuarta aplicación de este proyecto está relacionada con la gestión de residuos y se lanzará prontamente. Las otras tres ya están funcionando con más de mil usuarios. “La idea es que a un año y medio podamos tener unas catorce aplicaciones asociadas a la ciudad y las personas”, explica Navia.

La familia

En lo familiar, el decano señala que “Como familia estamos todos con teletrabajo y los hijos en telestudio, por lo que en el día estamos cada uno conectado a sus rutinas, pero en un mismo espacio, algo muy diferente a lo que estábamos acostumbrados”, agregando que “Estamos todos en casa y parece que vamos a seguir así por un buen tiempo”.

La rutina deportiva también ha cambiado y hace pocos días Navia jugó su primera pichanga desde marzo. “Uno se adapta y no queda otra”, indica, “Me retan cuando tenemos algunas reuniones complejas, y subo la voz, pero ha servido para que mi familia conozca algo de mi trabajo, los temas que tratamos, las personas con que nos reunimos, se hace más público un trabajo que antes era más privado”.

Saludo

“Les felicito en este primer año de la revista Más Que Cultura, porque en tiempos difíciles han sabido permanecer y consolidarse como un medio de comunicación para la ciudadanía. Me gustaría destacar sus contenidos, que invitan a distintos grupos de personas a conectarse a través de las problemáticas y temas transversales. Salud, cultura, deporte, ingeniería, medicina… eso hace que MQC tenga un espacio de lectura muy amplio, porque además, tanto en su formato papel, en la página web y en su contenido, es de muy buena calidad”.