Claudia Lillo Echeverría, Presidenta de la Cámara Chilena de Construcción en Temuco

3 DE JULIO 2020 / TEMUCO Entrevista a Claudia Lillo, presidenta de la Cámara Chilena de la Construcción en Temuco. FOTO: ROCIO CUMINAO ROJAS / AGENCIAUNO

Para el desarrollo de nuestra sociedad se requieren articulaciones entre el mundo público y el privado

,Claudia Lillo Echeverría, es arquitecta, y candidata doctor en Sostenibilidad y Regeneración Urbana de la Universidad Politécnica de Madrid, además de coach ontológico de la Escuela Internacional de Formación de Newfield Network.

Ligada siempre al ámbito privado, se ha desempeñado en proyectos de planificación urbana y territorial hasta edificación pública relevante, como los edificios institucionales de fiscalías de Temuco y Villarrica, además del retail.

Actualmente es la presidenta de la Mesa Directiva Regional de la Cámara Chilena de la Construcción (CCHC) en el periodo 2000 – 2022, conformada demás por Gustavo Tomasetti vicepresidente gremial, y Ricardo Flores, vicepresidente de gestión.

Rol femenino

Sobre el rol femenino en las instituciones, Claudia Lillo es enfática al señalar que “En una sociedad compleja, todos deben incluirse, no sólo las mujeres, hay que incluir diferentes edades, diferentes pensamientos, diferentes intereses y diferentes rubros. Es semejante a lo que ocurre en una obra de construcción, donde existen distintas especialidades y todos son esenciales para un resultado común. La sociedad la componen todos, con énfasis en la construcción colectiva”.

En este sentido, se debe destacar que es la primera mujer en 55 años que preside la Cámara Chilena de la Construcción en Temuco. “El liderazgo femenino es inclusivo, con más escucha, las mujeres trabajamos de manera colaborativa, como si fuera un tejido”, ejemplifica.

COVID 19

Sobre la llegada del Covid19, afirma que “Es el momento más complejo que hemos vivido en las últimas décadas, un proceso que comenzó en octubre del 2019, y que se intensificó con el coronavirus. Lo único que nos queda es trabajar unidos, rescatar la creatividad y los valores colectivos, este es un desafío para crecer y del que debemos salir todos juntos”.

También es importante destacar que los protocolos sanitarios nacionales que se elaboraron para quienes querían volver a trabajar en las obras se hicieron desde acá, en Temuco.  “En marzo se comenzó a trabajar en esta iniciativa para favorecer y fortalecer el entendimiento y el desarrollo colectivo”, recuerda, agregando que “lo que nos deja el Covid19 es una enseñanza de que el mundo no debe ser competitivo, sino colaborativo”.

Otro ejemplo de iniciativa surgida en este periodo, es la sala de espera para pacientes con sintomatología de coronavirus que la CChC donó al Hospital Regional de Temuco, financiada en un 50% con aportes del gremio con la colaboración de la CPC y el Desafío Levantemos Chile, que se convirtió en un referente a nivel país por su moderna tecnología de limpieza y renovación del aire en atmósfera controlada, que evita la contaminación intrahospitalaria.

“En Temuco, la Cámara siempre ha tenido un aporte social, con tecnología y calidad en la construcción, somos un referente nacional, especialmente en lo que se refiere a innovación, eficiencia energética en las construcciones, así como  en la red de apoyo a los trabajadores, porque estamos preocupados de la transformación social”, agrega, destacando que también existe una vinculación con el medio, por ejemplo a través de la Sala de Arte ubicada en el edificio institucional de calle Bello, en pleno centro de Temuco, “es una conexión con la realidad y la sociedad en general”, explica.

Treng Treng y Kay Kay sobre el Cautín

Consultada sobre la construcción del puente “Treng Treng y Kay Kay” sobre el rio Cautín, el primer puente atirantado asimétrico de Chile, y algunas polémicas que se han generado durante su construcción, la arquitecta señala que es similar a lo que ocurrió con la pirámide de cristal en el museo del Louvre en París.

“Esto demuestra que somos una sociedad madura, donde hay opiniones diversas. En primer lugar, esta obra contribuye a la conectividad entre Temuco y Padre Las Casas. En segundo lugar, tiene un rol simbólico patrimonial, es un aporte con una infraestructura que se va a recordar”, explica, “Se trata de una conexión relevante entre dos ciudades y al construirse obras relevantes, la gente también se siente relevante y que es valorada. Aquí vemos la importancia de lo simbólico en el espacio público, se trata de modernidad mezclada con tradición local”.

Consultada sobre su sueño para el futuro de Temuco, lo tiene muy bien definido: “Uno de mis sueños es que Temuco cuente con un gran espacio del tipo museo interactivo, que sume tres elementos principales: La ciencia, especialmente orientada hacia los colegios; la cultura, especialmente reflejando la especie humana y el mundo mapuche; y la creatividad, reflejada en el juego y en el arte”.

Proyecciones y desafíos

Entre las proyecciones y desafíos de la CCHC en Temuco, la profesional señala que se debe seguir avanzado en eficiencia energética, especialmente, en energía distrital sustentable.

También recalca la importancia de considerar el manejo de residuos, para la sostenibilidad de la ciudad. “Existen desafíos sociales importantes en la planificación territorial. Estamos trabajando una propuesta junto a líderes sociales para realizar acciones en barrios, porque consideramos que un buen trabajo en los barrios permite alcanzar la paz social. Para el progreso de nuestra sociedad, en general, se requiere de articulaciones entre el mundo público y el mundo privado”, puntualiza.