Roque Conejeros López, Oncólogo de Temuco: Durante la pandemia las personas han tenido una irresponsabilidad brutal

El especialista -referente de la radio oncología en el sur de Chile- critica las conductas que terminan en contagios de COVID19, pues copan el sistema de salud e impiden atender correctamente a otros pacientes.

“La expansión de la pandemia ha sido un cien por ciento responsabilidad de la gente, no caben críticas a las autoridades. El personal de salud está agotado, los infectados por conductas irresponsables como las reuniones sociales o familiares copan el sistema y no nos permiten atender a otros pacientes, como los pacientes oncológicos”, así de categórico es el doctor Roque Conejeros, médico cirujano titulado en la UFRO, un verdadero referente de la oncoradioterapia en el sur de Chile, al ser consultado sobre la situación del COVID19 en la región.

La molestia del especialista se debe a que han detectado que la mayoría de los contagios se han producido por conductas irresponsables de las personas, quienes promedian entre los 35 y los 40 años de edad. “Los adultos jóvenes infectan mucho y debemos cambiar nuestra forma de vivir para superar esta pandemia. Esto no es un invento de un gobierno ni una noticia falsa, esto es una realidad que va a cambiar al mundo entero, hemos visto y vamos a ver a mucha gente sufriendo”, agrega Conejeros.

Oncología en La Araucanía

En cuanto a su especialidad, de la cual se posgraduó en la Universidad de Chile, el profesional señala que La Araucanía cuenta actualmente con seis oncólogos, mientras que cada año se diagnostican unos 1.800 nuevos pacientes con cáncer. “Somos la región con más casos de cáncer en el país y esta enfermedad ya se ha convertido en la principal causa de muerte a nivel mundial”, agregó.

Actualmente, frente a la alta exigencia del sistema de salud frente a la pandemia, el especialista dedica un 90% de su tiempo a la atención de pacientes y un 10% para colaborar en diversas investigaciones relacionadas con la oncología.

Todos podemos tener cáncer

Uno de los comentarios recurrentes al hablar de cáncer es que todos lo poseemos en nuestras células y que en algún momento se puede activar. “En gran parte esto es verdad, lo que tiene que ver con los proto oncogénesis y los genes supresores. Todos podemos desarrollar el cáncer en algún momento de nuestras vidas: jóvenes, deportistas, vegetarianos, nadie está libre. Por eso el llamado es a disfrutar la vida, porque nunca se sabe en qué momento podemos enfermarnos de cáncer. Este año especialmente nos han llegado muchos pacientes jóvenes”, agrega.

“La única forma de diagnosticar el cáncer es a través de la biopsia y lo primero que debemos hacer es informar al paciente, hablándole con la verdad, informar la gravedad y escucharlo también, eso es muy importante”, explica Conejeros, indicando que en sus doce años como oncólogo nunca ha conocido un paciente que desee morir: “aquí nos entra la duda sobre el tema de la eutanasia, todos los pacientes con cáncer que he conocido quieren luchar por su vida, nadie ha manifestado que quiera morir”.

Diagnóstico oportuno

“Es importante que ante sospechas de cáncer las personas concurran directamente a un oncólogo, así evitan hacerse exámenes innecesarios, recurrir otras especialidades, y lo principal: cuanto antes se detecte un cáncer existen más probabilidades de curarlo”, explica.

Actualmente, aproximadamente un 50% de las personas con cáncer lo superan y existen tratamientos distintos para cada caso: la cirugía (extirpar tumores), la radioterapia, la quimioterapia, la terapia dirigida (a nivel molecular) y la terapia biológica (inmunoterapia), tratamientos que son determinados de acuerdo a la anatomía patológica.

“Hablar de cáncer el día de hoy no es hablar de una enfermedad altamente mortal como ocurría hace unos años, y tampoco se requiere viajar a Santiago para los tratamientos. Hoy se entregan excelentes atenciones en centros médicos como el Hospital Regional Hernán Henríquez Aravena o la Clínica ICOS”, agrega.

Grados y etapas

En este punto, es importante también explicar los grados y etapas del cáncer. Los grados se refieren a la agresividad, el grado III se refiera a la presencia de cáncer. Mientras que las etapas se refieren a su ramificación dentro del cuerpo. Etapa I es sólo en el órgano. Etapa II el órgano y su periferia. Etapa III saliendo hacia otros ganglios. Etapa IV ramificándose a otros órganos.

En cuanto a la aparición o prevención del cáncer, aún es un misterio. “Practicar deporte, no consumir alcohol, cigarrillos ni comida chatarra, disminuyen la probabilidad de padecer cáncer (y también otras enfermedades) pero no eliminan la posibilidad”, explica el profesional. De hecho, existen muchos tipos de cáncer que se desarrollan más en algunas partes del cuerpo o en algunos países y culturas.

“El melanoma, cáncer a la piel, es uno de los menos frecuentes, pero es uno de los más agresivos. En los países asiáticos es más común el cáncer gástrico o de esófago, por la alimentación, lo mismo ocurre en Estados Unidos, donde predomina el de colon y recto, y en los últimos años hemos visto un aumento en el cáncer de mama, especialmente en las mujeres que no tienen hijos”, agrega el especialista.

Exámenes preventivos

El doctor Conejeros recalca que “Una de las mejores formas de superar el cáncer es detectarlo en sus etapas más tempranas, por lo que hago un llamado a que las personas se informen en sus sistemas de salud y accedan a los exámenes preventivos gratuitos”, haciendo especial referencia a las Garantías Explicitas de Salud (GES), conjunto de beneficios de salud garantizados por ley a todas las personas afiliadas a Fonasa e isapres.

“Puede sonar repetitivo, pero los exámenes preventivos permiten detectar precozmente el cáncer, controlarlo y reducir el riesgo de muerte, con una alta tasa de probabilidades de curarlo con el tratamiento adecuado”, puntualiza.