La vida ha vuelto a la ciclovía que atraviesa gran parte de la ciudad, especialmente los fines de semana, cuando familias completas se vuelcan a recorrer un trayecto que antiguamente era el que recorrían los trenes desde Temuco hacia la costa de La Araucanía.

Hasta hace unos años, la bicicleta era el principal regalo que los niños esperaban para Navidad, el que simbolizaba una especie de transición desde los juguetes infantiles hacia entretenciones más juveniles, independientes y llenas de aventuras.

Hoy existen cientos de modelos, desde las clásicas bicicletas “con rueditas” para quienes se inician, hasta modelos profesionales utilizados por deportistas de alto rendimiento y fanáticos, las que pueden costar varios millones de pesos.

Para los aficionados al ciclismo, Temuco es una de las ciudades de Chile beneficiadas con varios kilómetros de ciclovías, distribuidas entre las principales avenidas de la ciudad: Prat, San Martín, Hochstetter, Los Poetas, Balmaceda, y la más popular, la que recorre el antiguo trayecto del ferrocarril entre Temuco y Labranza (que se comenzó a construir en 2007), pasando por villas, fundos, ríos y muchos lugares de gran belleza escénica.

Bicicleta en Pandemia

“Este tipo de obras contribuyen a mejorar el desplazamiento y la vida sana de la población, considerando además que esta pandemia ha provocado un positivo aumento en el uso de la bicicleta”, destacó el director del Serviu en La Araucanía, Sergio Merino.

Por su parte, el seremi de Vivienda y Urbanismo de La Araucanía, Pablo Artigas, agregó que “actualmente en La Araucanía se planifican ciclovías de alto estándar, convirtiéndolas en verdaderas alternativas de desplazamiento, para que la bicicleta sea un real medio de transporte y no solo para hacer ejercicio y entretención o recreación”.

Agregando además que “los nuevos 20,8 kilómetros que se construirán prontamente, mejorarán la red de ciclovías que ya se había empezado a construir en las comunas de Angol, Curacautín, Victoria, Temuco y Padre Las Casas”.

“Antes de la pandemia el uso de la bicicleta a nivel mundial iba en alza. Los países europeos llevaban un gran liderazgo, especialmente Holanda, Francia, Dinamarca y Alemania. En América Latina, en tanto, antes de la pandemia, el liderazgo siempre ha estado peleado entre Colombia y Chile”, señaló Hernán Silva, gerente de proyectos de la consultora Urbanismo y Territorio, agregando que Chile es uno de los países en que el uso de la bicicleta ha crecido por sobre el promedio mundial.

Es así que, para muchas personas afectadas por las cuarentenas, en esta época en que contamos con mejores condiciones climáticas, la ciclovía se ha convertido en un lugar especial de esparcimiento, para el deporte y los paseos familiares en las tardes y los fines de semana, pues cuenta además con iluminación, áreas verdes, basureros y juegos infantiles.

Asimismo, son muchos los trabajadores que frente a la escasez de movilización o ante el temor de contagios en el transporte colectivo, han optado por trasladarse en bicicleta entre sus hogares y sus lugares de trabajo, encontrándose de paso con otros beneficios relacionados con la salud física y mental.

Prevención de accidentes

Finalmente, nunca está demás recordar algunas de las recomendaciones de seguridad para quienes se desplazan en bicicleta por la ciudad y sus inmediaciones:

LUCES: Debes contar con una delantera y otra trasera.

FRENOS: Ambos frenos siempre deben estar regulados y debes probarlos antes de salir a la calle.

NEUMÁTICOS: Son la base de la bicicleta, por eso siempre debes procurar que estén bien inflados.

MANUBRIO: Siempre maneja con ambas manos.

DIRECCIÓN: Es muy importante regular la dirección de la bicicleta, así podrás circular en línea recta sin problemas.

REFLECTANTES: Estos deben ir no sólo en la horquilla delantera y trasera, sino que también en tu ropa.

ACCESORIOS: La campanilla y el espejo retrovisor son elementos muy útiles a la hora de circular por calles y grandes avenidas.

EQUIPOS DE SEGURIDAD: Siempre utiliza casco, puede salvarte la vida.

CICLOVÍAS: Siempre que puedas, usa las ciclovías, incluso si debes desviarte un poco de tu trayecto.

CONDUCCIÓN CONSCIENTE: Conduce con prevención y siempre a la defensiva.

CARGAS Y PASAJEROS: Nunca lleves ni carga ni pasajeros en el manubrio.

SEÑALIZACIONES DEL TRÁNSITO: Como todo transporte, debes respetar la señalética, semáforos y el sentido del tránsito.

SUPERFICIES PELIGROSAS: Evita el pavimento resbaladizo o fangoso que pueden hacer que pierdas el control.

VEHÍCULOS ESTACIONADOS: Debes estar atento a los vehículos estacionados.

SIN AUDÍFONOS: Nunca manejes escuchando música o hablando por teléfono.

FUENTE: Asociación Chilena de Seguridad ACHS.

Última Edición

Publicidad