Constanza Bernal Navia, Crossfit Kids:

frem

“Comenzar desde la infancia, fomenta que los niños practiquen actividad física durante toda su vida”

Educadora de párvulos e instructora de Crossfit Kids certificada internacionalmente, asegura que esta disciplina se puede enseñar sin problemas mediante clases online, e incluso le ha permitido llegar a niños de otros países.

Nacida y criada en Santiago, ha pasado toda su vida en la capital, donde también viven sus padres y sus hermanos. Estudió Educación de Párvulos en la Pontificia Universidad Católica y durante 10 años ejerció como tal en colegios y jardines infantiles.

Actualmente se desempeña como una de las pocas instructoras de Crossfit Kids, actividad en la que se inició hace 7 años: “Participé como alumna de Crossfit y luego me ofrecieron la oportunidad de convertirme en instructora, para lo que obtuve la certificación “Level One”, y luego me especialicé en la disciplina de Crossfit Kids”, recuerda.

A fines de 2019 decidió dejar las aulas y dedicar el 100% de su tiempo a enseñar Crossfit Kids a los niños. “A pesar de independizarme justo cuando comenzó el estallido social y luego la pandemia, siempre la cantidad de alumnos ha ido en aumento”, asegura.

Crossfit Kids

Crossfit es una marca registrada internacional que designa un método de entrenamiento basado en ejercicios constantemente variados, con movimientos funcionales ejecutados a alta intensidad. Desde esta disciplina se desprende CrossFit Kids, un programa de fuerza y acondicionamiento físico diseñado específicamente para niños y adolescentes y que los ayuda principalmente a desarrollar una relación de por vida con el fitness y la salud.

“El Crossfit se caracteriza por ser un entrenamiento con ejercicios altamente variados, que se realizan en un breve tiempo, a una alta intensidad. Podríamos decir que 15 minutos de Crossfit pueden dejarte tan agotado como una hora de ejercicios en un gimnasio. Además, puedes utilizar todos tus grupos musculares en una sola sesión”, asegura la profesional.

En el caso de los adultos, pueden practicar unas 2 a 5 veces por semana, dependiendo de cada persona, mientras que en el caso de los niños, Constanza los entrena on line 3 veces por semana, en sesiones de 30 minutos.

Refuerzo positivo

“Mis clases se dividen en dos grupos por edades, uno de 4 a 7 años, y otro de 8 a 12, cada uno con metodologías adaptadas al rango etáreo correspondiente y sin fomentar la carga de pesos, a diferencia del crossfit de adultos”, explica Constanza Bernal, “gracias a esta actividad, los niños pueden mejorar sus destrezas físicas, motoras, equilibrio e incluso su seguridad y autoestima. Buscamos además, disminuir los índices de sedentarismo y obesidad infantil que tenemos hoy en día”, agrega.

La profesional explica que desde la primera clase se pueden observar en los niños importantes avances en su postura, en su confianza, adquieren un empuje que no consiguen en otras actividades, es un importante refuerzo positivo: “Veo pequeños de 4 años muy entusiasmados, su reacción es increíble. Esta es una actividad ideal para sacar a los niños de la tv, que dejen los teléfonos, ayuda a su salud mental, a liberar energía y lo más importante, es que iniciarlos a estas edades tan tempranas, potencia que no dejen la actividad física, amen el deporte y tengan interés por el movimiento durante toda su vida, aquí se sienta una base importante para el deporte y la actividad física, buscando que sean futuros adultos sanos”.

Clases en pandemia

Cuando las clases se realizaban en el box (gimnasio de crossfit) se llegaba a 20 alumnos por curso, hoy Constanza ha llegado a tener a 100 alumnos conectados en una misma clase. “Las clases online permiten una apertura hacia más zonas geográficas. Antes en el gimnasio sólo llegaban niños del sector oriente de Santiago. Ahora he llegado a tener alumnos de Antofagasta a Puerto Natales, e incluso de Estados Unidos”, señala.

Otro fenómeno interesante es que los niños comienzan a transmitirle lo que aprenden a sus padres e incluso a sus abuelos, con quienes comparten orgullosos sus avances y les enseñan los ejercicios en sus hogares. Asimismo, los niños se conectan voluntariamente y están pendientes de sus clases, en ellas se divierten y liberan energías, no las sienten como una obligación.

La profesional señala que para estas clases en pandemia ha resultado esencial el apoyo de la plataforma “Box Magic”, herramienta diseñada específicamente para la administración de centros deportivos, donde se organizan las clases, se agendan horarios, se realizan pagos, etc.

frem

Cultura chilena

A pesar del éxito en crecimiento obtenido con el Crossfit Kids, Constanza Bernal lamenta que en nuestro país no exista una cultura de actividad física y menos aún de prácticas deportivas. “En tiempos normales, las jornadas de colegio son principalmente sedentarias y las actividades extra programáticas no siempre son variadas ni enfocadas en la actividad física, entonces la tarea finalmente recae en el interés de las familias por buscar instancias donde los niños puedan participar y mantenerse activos”, recalca.

En este sentido, la profesional asegura que el Crossfit Kids es una excelente manera de iniciar a los niños en las actividades físicas y deportivas: “Los entrenamientos de adaptan a las capacidades de cada niño, ellos disfrutan de los ejercicios, todo es un juego muy entretenido, además, debemos recordar que la infancia es la edad ideal para que las personas adquieran hábitos que mantendrán durante toda la vida”, puntualiza.

Para conocer algo más de esta disciplina y de sus clases, pueden visitar su cuenta de instagram @conybernaln