Exactamente 15.000 kilómetros separan a Chile de la actual residencia de Donna, junto a su esposo y sus tres hijos, disfrutando de paisajes paradisiacos, pero siempre atenta a sus Negocios, Cursos y Asesorías que imparte a distancia.

“Bali, en Indonesia, es uno de nuestros lugares favoritos en el mundo, es un lugar muy tranquilo, la gente es muy humana, muy cercana”, explica la empresaria chilena a través de la plataforma zoom, en una entrevista que concedió a MQC, y que debió coordinarse con las 12 horas de diferencia que separan a Chile del archipiélago indonesio.

Junto a su esposo, Christian Fuentes, Global BIM Manager Cert. CanBIM, ambos chilenos, dirigen su propio negocio: Wapi Exhibitions Factory, empresa especializada en la planificación de eventos corporativos, ferias y arquitectura expositiva, con base en Estados Unidos, desde donde atienden a Clientes Internacionales.

La importancia de su trabajo radica en que las “expos” reúnen a empresas que realizan grandes negocios, tan grandes que incluso colaboran en la reactivación de la economía de algunos países. “La ventaja de la tecnología actual permite realizar negocios con todo el mundo. Más de un 90% de los negocios se realizan actualmente por teléfono, sin vernos nunca las caras”, destaca.

Inicios y Oportunidades

“Nosotros no buscamos este negocio, este negocio nos encontró a nosotros hace 14 años. Éramos estudiantes universitarios, en nuestro primer año de matrimonio y por los horarios sólo podíamos trabajar desde Casa. Sumamos nuestras principales capacidades, mi esposo con el diseño y la arquitectura 3D, mientras que yo con el marketing y las ventas”, recuerda.

Aquí fue cuando le ofrecieron diseñar un stand para una expo, aceptaron la propuesta, pero además solicitaron la construcción del stand. “Nosotros nunca habíamos construido, pero aceptamos el desafío, y esto es muy importante para los emprendedores: las oportunidades se deben tomar”, enfatiza Donna, “si no sabemos, aprendemos, pero no se puede perder la oportunidad de crecer”.

Además de aceptar este desafío, Donna contactó a otros participantes de la misma expo, y así sumaron a otros cinco clientes. “Fueron muchos días de trabajo, noches sin dormir, pero no lo podíamos creer y dijimos, de este rubro no nos movemos, considerando que cada uno de esos negocios significaban millones de pesos”, afirma, recordando el inicio de su empresa que hoy tiene un alcance internacional.

Internacionalización

En el transcurso del crecimiento de la empresa ocurrieron muchas cosas. Les copiaron ideas, les estafaron, pero siempre el objetivo ha sido crecer y profesionalizarse. Por ejemplo, cuando notaron que el mercado chileno ya era pequeño para sus aspiraciones, comenzaron a salir al extranjero y las empresas que iban creando.

“En Chile llegamos a fabricar un stand de 1500 m² que fue lo más grande, sentimos que llegamos a tope y de ahí comenzamos a mirar afuera. Viajamos a Miami a abrir la Empresa y en ese proceso construimos el primer espacio expositivo para México en Las Vegas, Estados Unidos de 420 mtr2, eso fue lo que nos dio la partida en el extranjero y nos hizo prepararnos para lo que venía”, rememora.

Negocios Digitales

Una iniciativa más personal de Donna la llevó a un original emprendimiento, que fue por el cual la contactamos para realizar este reportaje. Se trata de “Independencia Femenina” (www.independenciafemenina.com-@donna_trips), una plataforma que apoya a los emprendedores que quieren ingresar al mundo digital, pero de una manera muy original y efectiva.

Como resume Donna el concepto de negocios digitales: “Potencia tu negocio físico o servicios a través de Internet”. Luego vienen los primeros consejos: “Rompe el miedo y empieza a aprender”; “El aprendizaje no tiene edad”; “Si no conoces la tecnología yo te la presento y empezamos a trabajar”, son algunas de las máximas que impulsan a Donna y que transmite a sus alumnos o socios.

“Independencia femenina comenzó en el marco de algo que me molestó mucho al inicio de esta pandemia. Repentinamente surgieron innumerables coaching para emprender, digitalizar, agrandar negocios, etc, entonces me molestaba que estos coaching eran personas sin experiencia, que ilusionaban a las emprendedoras y en el fondo no les entregaban nada útil”, explica, “si tú quieres enseñar algo debes enseñar a partir de tu experiencia, por lo que encontraba que esto era una especie de negocio que se transformó en un abuso”.

“Investigando, descubrí que el 90% de las personas que contrataban estos coaching eran mujeres, y cuando una mujer invierte en su negocio tiene una ilusión, una esperanza, con la cual no se puede jugar. Sienten que su emprendimiento es LA herramienta con que pueden apoyar el sustento económico de su hogar, y muchas veces le ponen mil de corazón, pero no reciben nada a cambio”, explica, “especialmente en este tiempo de pandemia, en que muchas personas quedaron sin trabajo o les bajaron los sueldos, la situación económica es muy compleja”.

Asesoría personalizada

“Lo comenté con mi esposo y me dijo “dale, porque no empiezas tú a enseñar”, y así armé un curso de 4 semanas donde realmente enseñaba y entregaba herramientas concretas para hacer crecer tu negocio, en base a mis estudios y mi experiencia, una asesoría especializada en que yo me convierto prácticamente en una socia de las emprendedoras”, señala.

“Un segundo tema que me motivó fue eliminar esa idea de que el emprendimiento femenino siempre va ligado a la ayudita, un negocito chiquitito, que va a generar un poquito de platita para comprar el pan del día… No, su negocio tiene que profesionalizarse y crecer”, enfatiza Donna, y yo misma soy un ejemplo, a mi nadie me heredó un negocio y una cuenta bancaria yo comencé con una idea y con herramientas concretas la convertimos en lo que es hoy. Además empoderar a las mujeres en sus negocios les permitirá tomar sus decisiones libres“

Los resultados han sido especulares desde el primer momento: “En la primera clase me ordenó el negocio”, “tengo súper claro hacia dónde debo ir”… eran algunos de los primeros mensajes que comenzaron a publicar las personas en sus cuentas, y no solo de emprendedores que venden productos, sino el 80% de sus Clientes actuales son profesionales del área de la salud como Odontólogos, fonoaudiólogos, pediatras entre otros profesionales.

La verdadera pasión

“Estoy ayudando a crear negocios con alma, y eso me emociona. Quiero que la gente sea libre, exitosa y feliz., con sus propias ideas y su propio esfuerzo. Eso es impagable”, asegura Donna, “además, cuando las mujeres logran este éxito y esta independencia, se sienten plenas y es difícil que vuelvan a trabajar para alguien, excepto para ellas mismas y su familia”.

La asesoría de “Independencia femenina” más contratada es “Crea tu negocio digital”, junto con las Mentorías a profesionales y empresas más grandes, donde existen muchos profesionales del área de la salud que por ejemplo establecen sus primeras Clínicas o desean Organizar sus Clínicas actuales donde también son potenciadas Digitalmente.

Entre estos, Donna destaca a emprendedores de Temuco, como “RyS Dental” (www.rysdental.com) Clínica Odontológica que cuenta además con TeleOdontología convirtiéndola en la primera Clínica Digital Odontológica para llegar con esta disciplina a cualquier rincón del Sur, “Mil Palabras” (www.milpalabras.cl) quién se ha convertido en su amiga y  “Mi Diente Feliz” (www.midientefeliz.com) con quién además está pronta a lanzar un proyecto importante, cada una de ellas ha pasado por sus asesorías.

Hasta el día de hoy, Donna ha potenciado más de 100 emprendimientos chilenos y cada día se siente más realizada y motivada por el alcance que ha logrado. “La gente no compra un producto, compra un concepto. A mí no me compran una asesoría, a mí me compran “hacer rentable su negocio y escalarlo”, ese es el resultado que buscan. Los emprendimientos reflejan la verdadera pasión de las personas, nadie emprende en algo que no le apasiona”, explica.

Y no todo es dinero. “Se transparente, genera confianza, nunca vendas lo que no puedes, conoce tu producto a tal grado que no tengas que inventar nada para venderlo, no mientas para ganar dinero”, son algunos de los conceptos valóricos que Donna comparte con quienes acceden a sus cursos y mentorías.

“Enseño lo que quiero ver, y lo que quiero es ver crecer a las mujeres en el Mundo de los Negocios en Chile”, puntualiza.

Comparte esta publicación en tus redes

Publicidad