El músico temuquense participó en la VIIIª versión del Festival de Piano de Piracicaba, que se realiza en Sao Paulo, Brasil, para exponer sobre la enseñanza del piano.

Marcelo Danton Quiroz es pianista, licenciado en interpretación musical y titulado con distinción máxima como intérprete musical, con mención en piano, estudios que realizó en el conservatorio de la Universidad Austral de Chile.

Posteriormente obtuvo una beca para estudiar en Berlìn, Alemania, con la maestra Irmelin Jättkovsky-Eckert, discípula de Claudio Arrau, y durante su carrera ha tenido la oportunidad de perfeccionar sus conocimientos con los maestros Bernd Zack, Isolée Cruz, Alberto Rosado, Spencer Myer y Frida Conn.

Ha realizado presentaciones individuales en casi todo Chile, desde Antofagasta a Punta Arenas, también en Argentina, Paraguay, España, Inglaterra y Alemania; y conciertos en conjunto con orquestas juveniles, orquestas filarmónicas, coros y conservatorios de diversas universidades y municipalidades del país.

Actualmente, imparte clases particulares de piano en Temuco, en la Academia de Artes Musicales de la UC Temuco y en el Colegio San Francisco de Asís en Lautaro.

El músico y docente fue invitado a participar como expositor en la VIIIª versión del Festival de Piano de Piracicaba, que se realizó en Sao Paulo, Brasil, luego de ser contactado por la pianista y doctora en artesa musicales, Viviana Martínez, quien lo escuchó dar una charla en la Universidad de Ciudad del Este, Paraguay, y le invitó a postular a este importante encuentro musical para exponer su experiencia en la enseñanza del piano.

Artista integral

De acuerdo a Danton, la figura del pianista encerrado entre cuatro paredes, estudiando largas horas, es un mito. “El artista debe tener una educación integral y realizar distintas actividades. El piano demanda mucho tiempo, pero también hay que dejar tiempo para estudiar, trabajar, enseñar, caminar, ver películas, sostener reuniones con amigos y familiares”, señala.

Recordando su propia carrera, ingresó a los cinco años a la Escuela de Difusión Artística, lo que actualmente es la Escuela Armando Dufey. En 1989 conoció la guitarra funcional con la profesora Alicia Abarzúa Navarrete, le gusta tocar y cantar, luego, conoció el piano entre los años 92 y 93 en Santiago en la casa de unos primos, donde empieza a tocar melodías sencillas. Ya en el Colegio Bautista, fue alumno de la profesora de piano Rosita Navarrete.

Marcelo Danton enseña el piano a niños desde 4 años hasta adultos. “Enseñar piano es muy grato, se produce una relación directa en que se puede llegar a conocer profundamente a las personas, la diversidad, es un verdadero desafío, además, existe una gran paleta de variedades para enseñar. Por ejemplo, para enseñarle a los más pequeños, depende de cada niño, de su madurez, de su orden, sus hábitos y la estimulación que le hayan entregado sus padres”, explica.

Consultado sobre cómo ha visto lo que ha producido la pandemia, señala que antes de la pandemia veía a todo el mundo estresado, corriendo para todos lados; “luego vino la pandemia y la vida se paró, comenzamos a descubrir cosas nuevas y a reinventarnos. Ahora que ya la estamos pasando, debemos canalizar esta experiencia de la mejor manera, reflexionar sobre lo que hemos vivido y lo que hemos aprendido. Eso sí, lamento que muchas personas hayan resultado afectadas económicamente”, señala Danton.

“Este tiempo de pandemia también hemos visto los beneficios que entrega la música, tanto para el que estudia, como para el que escucha y para el que interpreta”, agrega, “El arte es muy importante en la vida de las personas y eso es algo que ha salido a flote en estos tiempos”.

“La música es un arte que se puede entender en todo el mundo y que actúa de manera interna, desde el interior y a cualquier edad”, puntualiza.

Instagram : Marcelo Danton

E.mail      : dantonmarcelo@gmail.com

Comparte esta publicación en tus redes

Publicidad