SERCOTEC ha estado a la altura de las circunstancias

sobre todo en la Pandemia

En este aniversario de la revista Más Que Cultura, conversamos con Bruno Trisotti Martínez, Director Nacional de SERCOTEC, considerando el importante aporte que esta institución realiza a los emprendedores, a la pequeña y mediana empresa, y ahora a la reactivación económica post pandemia en todo el país.

Desde muy joven comenzó su actividad en el servicio público, en el norte de Chile. ¿Qué le llevó a preocuparse de los temas sociales, de estar al servicio de las personas?

Mi familia vive en Iquique y yo también cuando era niño, ahí todo el mundo comparte con todo el mundo y eso hace que uno vea distintas realidades, lo que lamentablemente no pasa acá en Santiago. Además, mi papá es doctor y siempre hacíamos operativos sociales en los pueblos del interior de Iquique, ahí me llamó la atención que con pequeños gestos y poco esfuerzo que pone uno puede ayudar muchísimo a personas que no tienen las mismas oportunidades y eso siempre me gustó. Por eso mismo estoy tan contento de trabajar en Sercotec.

¿Por qué decidió integrarse al trabajo del Gobierno y cómo fueron esos primeros días?

La verdad es que cuando uno viene de la empresa privada o del mundo privado no se tiene idea con lo que se va a encontrar en el mundo público. El primer día estaba ansioso de saber cómo funcionaba Sercotec, toda la normativa que es muy distinta al sector privado. Estaba con un poco de susto, pero creo que he dado el ancho, me encanta este trabajo. Creo que es mucho más gratificante trabajar en el mundo público, todo el trabajo que se realiza va en beneficio de las personas y no a una empresa. Lo lindo de esto es que el trabajo arduo de uno y del equipo no solo se ve reflejado en las Pymes, el beneficio va a las personas y por ende a sus familias. Así llegamos a mucha gente, eso es lo que me satisface y enorgullece de trabajar en el Estado

Viniendo de una región en el norte de Chile, ¿Por qué cree que aún no logramos un verdadero proceso de regionalización?

Porque aún no se ha creado un proceso de regionalización potente, aún tenemos una estructura de país que siempre fue centralizada y cambiarlo a uno descentralizado no es de la noche a la mañana, es un proceso. Se tienen que ir viendo las distintas realidades locales de cada una de las regiones del país, no solamente en las urbes, porque generalmente la descentralización también tiene una grave problemática: se descentraliza en Santiago, pero se centraliza en las capitales regionales y eso no es una descentralización.

¿Y cómo se podría lograr?

La descentralización tiene que ver con que la ayuda no llegue solo a las capitales regionales, sino que a los distintos territorios con sus diferentes problemáticas y necesidades. Por esta razón tienen que estar instrumentos adecuados para que el Estado tome esas necesidades locales, regionales y se haga cargo de ellas. Creo que el proceso de descentralización que se está llevando a cabo con los decretos número 1 y 2 y con el traspaso de competencias de algunas instituciones públicas hacia los gobiernos regionales va a empezar a cambiar. Yo creo que este es la punta pie inicial de la descentralización, una descentralización real del país, pero para llegar a eso tenemos que generar las competencias en la gente, en las regiones para que busquen realmente el desarrollo, según las necesidades de cada región.

Con más de tres años en SERCOTEC, ¿Cómo evalúa esta experiencia desde el punto de vista personal?

Tengo 43 años y la verdad es que la mejor experiencia laboral que he tenido en mi vida ha sido en Sercotec. Yo tuve la oportunidad de trabajar en el primer gobierno del Presidente Piñera en donde fui director regional de Sercotec en 3 direcciones regionales: Tarapacá, Antofagasta y Metropolitana y no me quería ir.  Yo sabía que en algún momento cuando hay cambio de gobierno uno se tiene que ir y yo no quería hacerlo. Si fuera por mí, me quedaría siempre trabajando en Sercotec. La labor que realiza el Servicio de Cooperación Técnica es maravillosa, ha estado a la altura de las circunstancias sobre todo en la Pandemia.

¿Y por qué se llega a ese nivel de compromiso?

Hemos apoyado a muchas Pymes y no solamente en lo que nosotros creemos que es importante para ellas, sino que se ha hecho un trabajo en conjunto con distintos gremios y sectores para que los instrumentos que lancemos en Sercotec realmente lleguen y sirvan a los distintos rubros que nosotros estamos apoyando. Estas decisiones no se toman desde un escritorio pensando en lo mejor para la sociedad. Es en terreno, en conjunto con las Pymes que nos cuentan sus necesidades. Es así, trabajando juntos es que diseñamos los programas para que realmente solucionemos sus necesidades. Esta es una de las razones del porque ha sido maravillosa la experiencia. Como ya lo dije, si fuera por mí, trabajaría toda la vida en Sercotec.

Uno de los programas más nuevos de SERCOTEC es el de digitalización, ¿Cómo ha funcionado, especialmente en estos tiempos de pandemia?

Sercotec ha impulsado programas de digitalización como una apuesta para que las pymes puedan acceder a nuevos mercados y mejorar sus procesos internos de gestión para que sean más competitivas. En pandemia se ha impulsado fuertemente la incorporación de herramientas digitales a través del programa Ruta digital que nace el año 2020 y que a la fecha ha beneficiado a casi 3000 personas con capacitaciones en marketing digital, ventas e inventario, gestión y colaboración, finanzas y seguridad de la información. Adicional a ello, en SERCOTEC apoyamos a la empresa con un kit digital que le permite adquirir activos tangibles o intangibles con la finalidad de materializar lo aprendido en las capacitaciones y/o dar respuesta a una clara necesidad digital identificada. También SERCOTEC internamente, para hacer sus procesos de postulación más ágiles para los beneficiarios, se ha integrado en línea con SII, Tesorería general de la República y registro civil. Estas integraciones han permitido mayor rapidez por parte de SERCOTEC en los procesos de evaluación de las postulaciones, lo que se ha traducido en una mayor rapidez para la entrega de la respuesta y resultados a los beneficiarios.

En La Araucanía hemos conocido de cerca la experiencia de los barrios comerciales, donde los almacenes se asocian para aumentar su competitividad ¿Cómo han enfrentado ellos esta pandemia, con las cuarentenas y baja en las ventas?

En la Región de la Araucanía contamos con 7 Barrios Comerciales con los que realizamos una “campaña de sanitización” para dar cumplimiento a las normas sanitarias vigentes y brindar seguridad tanto a los clientes como a los propietarios. Es así como gran parte de los recursos fueron destinados a la compra de separadores de ambientes, insumos de aseo, pediluvios y mascarillas, artículos que en el inicio de la pandemia estaban con un costo muy elevado y dificultaba enormemente la compra en los locatarios. Esta medida permitió realizar un llamado masivo a la ciudadanía a que comprara de manera segura en los locales que integraban los Barrios Comerciales, ya que estaban con la implementación de higiene adecuada.

¿Cómo ha funcionado el programa “Reactívate” en la Región de La Araucanía, especialmente en las pymes y en las empresas de turismo?

El trabajo en terreno ha sido especial este último año, ya que específicamente con los beneficiarios del programa “Reactívate Pyme” a quienes en nuestra Dirección Regional visitaron en su gran mayoría, pudieron visualizar los difíciles meses que han afrontado, sobre todo el rubro del turismo y es acá donde nos sorprendió la preocupación de estas empresas y su responsabilidad social, ya que destinaron gran parte de los recursos en el pago de sueldos de sus trabajadores, permitiendo la continuidad de su fuente de trabajo a pesar de las dificultades de no estar generando ventas en sus Mypes.

Desde el punto de vista humano, como personas, como sociedad, ¿Cómo cree que seremos después de esta pandemia?

Desde el punto de vista de Sercotec, las Pymes y los emprendedores están mejor capacitados y con mejores herramientas para permanecer y pelear en el mercado. Yo creo que cuando uno ve que las Pymes se han tomado la digitalización, que se subieron rápidamente al carro del comercio digital, que generaron la logística suficiente para entregar sus productos y servicios rápidamente en 24 y 48 horas es que aprendimos la lección de que realmente es así como hay que hacer las cosas. También la preocupación de las Pymes por la sustentabilidad preocupándose desde el packaging y todo el proceso de elaboración de sus productos. Todo esto nos habla de un crecimiento en relación a las competencias que tienen las Pymes pre pandemia y post pandemia.

Desde el punto de vista humano yo creo que a todos nos ha afectado muchísimo, el estar encerrados cuando nunca habíamos estado encerrados por obligación y con terror a enfermarse. La pandemia nos ha hecho recapacitar las cosas que hemos hecho bien y las que hemos hecho mal como seres humanos. Ese análisis evidentemente va a hacer que como sociedad crezcamos y que seamos mejor como tal.

Hay mucha gente que puede decir que soy muy positivo, pero creo que a todos nos ha servido esta pandemia, han sido momentos difíciles y es aquí cuando uno saca la energía y da lo mejor de sí. Y esto es lo que creo que está pasando en Chile.

Comparte esta publicación en tus redes

Publicidad