Al igual que en el 2020, el uso de plataformas de videoconferencias ha permitido darle continuidad al valioso trabajo de orientación sobre las distintas posibilidades de desarrollo personal y profesional que ofrece cada una de las carreras que actualmente imparte la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad de La Frontera (UFRO).

En su cuarto año de actividades –y el segundo bajo la modalidad no presencial- el programa “Yo Quiero Ser Ingeniera” de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad de La Frontera (UFRO) ha convocado nuevamente la participación de estudiantes de enseñanza media de todo el país.

A través de charlas, talleres y una serie de acciones de orientación vocacional y motivacionales, se ha estado brindando permanente apoyo a las estudiantes de enseñanza media con información más clara y precisa sobre el amplio campo laboral de las ingenierías y ciencias y su impacto en la sociedad.

Como bien explica la encargada de este programa, Ing. Gabriela Reyes Vera, “el impacto de la ingeniería y las ciencias en el sector productivo industrial y en el sector público cada día avanza a pasos agigantados. En este contexto, la Universidad de La Frontera asume un rol fundamental, no sólo en la formación de futuras y futuros profesionales, sino que también en potenciar personas íntegras y con una profunda convicción de ser partícipes de la construcción de un mundo más justo y equitativo. Sobre estos cimientos, la Facultad de Ingeniería y Ciencias crea un programa orientado a corregir la brecha que existe entre hombres y mujeres que estudian carreras relacionadas a la ingeniería y las ciencias”.

De igual manera, dice que “las estudiantes tienen talentos que pueden desplegar a través de múltiples facetas y nuestro rol es potenciar esas habilidades y competencias para forjar profesionales de excelencia y que mejor comenzar desde la enseñanza media, propiciando acciones que, con el objetivo de promover el rol de la mujer en la ingeniería, ciencias y tecnología, contribuyan a eliminar el sesgo cultural actual”.

Camila Martínez Riquelme
Emilia Moscoso Jara

Experiencias de participación

Entre las participantes de este año, Emilia Moscoso Jara, estudiante de cuarto medio del Colegio Bautista de Temuco, no duda en describir su experiencia como muy positiva. “Desde chica he pensado en querer ser ingeniera, daba lo mismo de qué, pero siempre pensé en ingeniería, así que al leer información sobre este programa me tincó mucho, además que me interesaba la UFRO también. Es más, me encantaría poder estudiar Ingeniería Civil Industrial en esta Universidad”.

A lo anterior, agrega que “la participación como relatoras de ex alumnas, profesionales y docentes de la misma Universidad nos motivan a ser ingenieras, porque nos muestran su trabajo, etc., además que las coordinadoras de las actividades siempre tienen la mejor disposición para responder preguntas. En este programa entregan mucha información que, a veces, en los colegios no dan, porque es mucho más específica. Siempre todos están atentos a tus preguntas y encuentro que es muy bueno poder conversar con profesionales de las distintas opciones (de carreras) que tienes”.

Desde el Liceo Bicentenario Ciencias y Humanidades de Pitrufquén, la estudiante de cuarto medio, Anita Molina Pantoja, ha participado activamente en cada una de las actividades desarrolladas en este programa durante el 2021. “Encuentro que es un programa muy bueno, ya que me ha ayudado a saber de qué se trata la ingeniería y ver sus diferentes ramas, porque antes pensaba que ingeniería era solamente matemáticas, pero me di cuenta que tienen bastantes áreas para trabajar y que me llaman la atención. Por lo mismo, recomiendo este programa, especialmente para quienes no tienen claridad de lo que les gustaría estudiar en la Universidad, porque aquí uno puede ver si te apasiona alguna de esas áreas. En mi caso, creo que me gustaría estudiar Ingeniería Civil Química o Bioquímica en la UFRO”.

Por su parte, y ya como estudiante de primer año de Ingeniería Civil Informática de esta Casa de Estudios, Paula Sandoval Muñoz, también comparte su experiencia en este programa en el 2020. “La verdad, nunca antes había asistido a charlas donde explicaran específicamente qué realiza un ingeniero, mucho menos sobre mujeres ingenieras. Cuando me ofrecieron asistir a este programa, me pareció que sería un espacio seguro para hacer todas las preguntas que quisiera y así fue. Además, como todas las participantes eran mujeres, me dio esperanza de que sí hay un espacio para mí en la ingeniería, lo cual nunca antes había considerado”.

Egresada del Colegio Pumahue de Temuco, Paula reconoce que “en el colegio siempre pensé que estudiaría Medicina o Derecho, porque tenía buenas notas. Nunca cuestioné mucho mi vocación hasta que escogí el diferenciado matemático/físico, con la premisa de sacar mejor puntaje en la Prueba de Admisión Transitoria de matemática. Resultó que me di cuenta que me gustaban las matemáticas, pero no fue suficiente para pensar en estudiar ingeniería”.

Es así, como en cuarto medio llega a la conclusión que su pasión no estaba ni en la salud ni en las humanidades, por lo que el programa “Yo Quiero Ser Ingeniera” llega en el momento justo “y como quería aprender más sobre tecnología y el mundo digital, me permitió visualizar la carrera de Ingeniería Civil Informática como la fórmula perfecta para liderar proyectos informáticos”.

Paula Sandoval Muñoz
Anita Molina Pantoja

Experiencia desde ALMA

Como relatora, se ha hecho presente en este programa la titulada de Ingeniería Civil Telemática de la UFRO, Camila Martínez Riquelme, quien actualmente se desempeña como Ingeniera de Software en el Observatorio ALMA. “Creo que es muy importante dar a conocer experiencias de mujeres ingenieras para mostrarle a más mujeres que sí se puede estudiar una ingeniería. Actualmente, según un estudio de ONU Mujeres, Chile es uno de los países de Latinoamérica con menor participación femenina en carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas y el programa Yo Quiero Ser Ingeniera está siendo un tremendo aporte para cambiar esta situación. Además, creo que es necesario motivar a otras mujeres, sobre todo del sur de Chile y que conozcan que sí se puede estudiar una carrera como Ingeniería Civil Telemática”.

En su caso, comenta que, si bien desde pequeña le llamó la atención la tecnología, en su época de liceo estaba en un electivo de biología, “porque nunca imaginé estudiar una ingeniería, pero cuando salí de cuarto medio elegí Ingeniería Civil Telemática en la UFRO, porque siempre me gustó y me llamó la atención la tecnología. Como profesionales de esta carrera nos podemos desempeñar en cualquier área, ya sea en minería, docencia, medicina, astronomía, etc. y también en cualquier tipo de empresa y/o crear su propia empresa”.

A modo de reflexión, Camila dice que “las mujeres podemos estudiar una ingeniería y desempeñarnos en lo que queramos y cumplir nuestros sueños, lo importante es creer en nosotras y no dejar que nada ni nadie nos diga que no podemos. Creo que desde el lugar en el que estemos podemos ser un agente de cambio y un aporte a la sociedad para que más mujeres puedan cumplir sus objetivos. Estamos juntas como mujeres para apoyarnos a cumplir nuestros sueños, metas y objetivos”.

De esta manera, el programa “Yo Quiero Ser Ingeniera”, que se gesta al alero de la Dirección de Vinculación con el Medio de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, articula múltiples iniciativas de orientación vocacional y para contribuir a la disminución de las brechas de género que aún suelen existir en el campo de la ingeniería y las ciencias, siendo estas hoy día una posibilidad concreta de desarrollo profesional para las mujeres del siglo XXI.

Publicidad