Bake Pop Dulcería:

La emprendedora Valentina Oñate, ingeniera comercial, trabaja para llevar felicidad a quienes reciben sus productos, y en especial, las bombas de chocolate caliente.

En plena pandemia, para el Día del Niño 2020, Valentina Oñate comenzó un emprendimiento basado en la repostería estadounidense, al observar el aumento del envío de regalos y cosas para comer, entonces se le ocurrió la idea de armar cajitas con productos dulces.

“Siempre me ha gustado hacer cosas dulces, cosas entretenidas, como los cake cups, donas, las bombas de chocolate caliente, en el fondo, repostería americana, todas esas cosas que acá no se conocían”, explica Valentina.

Gracias al éxito obtenido en este último año, la emprendedora está desarrollando esto como un negocio y vive de ello. “Al principio una es novata, a veces me quedaban grandes los pedidos, una vez pasé dos noches sin dormir para cumplir y mi pololo me tenía que ayudar, él ha sido fundamental apoyándome”, recuerda, “ahora estoy más organizada, y puedo cumplir sin problemas mayores desafíos, por ejemplo, atendiendo pedidos corporativos o cumpleaños de niños”.

En su casa tiene una especie de taller donde elabora todos sus productos, el embalaje y la presentación también lo hace ella, los diseños, el embalaje, todo es creación suya. “La idea es entregar algo bien hecho, que llame la atención, todos los pedidos son personalizados, de acuerdo a la cantidad y la presentación que pida el cliente”, explica.

Pedidos

Hoy la mayoría de los pedidos llegan por su cuenta de Instagram (@bakepop__) y WhatsApp (+56 9 5859 1440), con entregas en Temuco, Freire y Pitrufquén.

“Lo que más llama la atención son las bombas de chocolate caliente, un producto típico de los gringos, con marshmallow y chocolate caliente, son muy entretenidas. Explica, “Fue mi primer producto estrella y vendí muchas cajas para Navidad 2020, vienen en formatos de 6 bombas por $8 mil y 8 bombas por $10 mil”.

Siempre recomienda que los pedidos se los hagan con uno o dos días de anticipación, para organizarse; mientras que, para eventos grandes, como cumpleaños, el ideal es que le hagan el pedido una semana antes. También le contactan personas de otras ciudades, incluso tuvo un pedido desde Brasil. Dentro de Chile le han llegado pedidos desde Antofagasta a Puerto Montt.

El futuro

“Para organizarme en las fechas especiales, cuando llegan los pedidos mas grandes, tengo que ponerme un tope, por ejemplo, decir para este fin de semana voy a producir 50 cajas, y no puedo comprometerme a más”, explica, al ser consultada sobre la alta demanda de sus productos, “estoy pensando tener un local y se requiere harta inversión, pero también he visto que en un año ya estoy viviendo de esto, me estoy haciendo más conocida y he ido perfeccionando mis productos”.

“Mi profesión me ha servido mucho para llevar adelante el negocio, puedo planificar los gastos, siempre estoy calculando todo, creo nunca había usado tanto excel en mi vida… jajaja”, explica, y explicando la alta demanda de sus productos, puntualiza que: “Para ser entregados como regalos, mis productos son muy creativos, siempre me adapto a lo que quiere el cliente, a los colores que quieran, los precios son flexibles, hay para todos los gustos y las cajitas siempre son bien recibidas”.

Publicidad