Doctorados UFRO:

Alcanzar el grado académico de doctor significa una gran realización para cualquier persona, pero al mismo tiempo, se obtienen las herramientas y los conocimientos necesarios para aportar significativamente a la sociedad.

Luego del título profesional y el grado de magíster, son muchos los profesionales -especialmente quienes tienen vocación de investigadores- que optan por acceder a un doctorado, uno de los grados más altos de la educación superior.

Para conocer más este mundo de quienes llegan a estas esferas del conocimiento en su área, conversamos con autoridades de la Universidad de La Frontera (UFRO) y con alumnas que han obtenido este grado académico.

Sello de calidad

María Elena Arias es Coordinadora Académica de Doctorado de la UFRO, una nueva unidad que depende directamente de la Dirección Académica de Postgrado y que tiene la función de contribuir a la gestión de los diferentes programas de doctorado de la universidad.

Consultada sobre los nuevos criterios y estándares establecidos por el sistema de acreditación de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), que entrarán en vigencia en octubre del año 2023, la coordinadora señala que para la acreditación de los programas de doctorado los nuevos criterios de evaluación incluirán docencia y resultados del proceso formativo, la gestión estratégica y recursos institucionales, aseguramiento interno de la calidad y vinculación con el medio.

“Los programas de doctorado de nuestra universidad han posicionado su sello de calidad y excelencia, siendo reconocidos a nivel nacional e internacional. Actualmente, nuestra casa de estudios imparte 11 programas de doctorado, en diferentes áreas del conocimiento, de los cuales 9 están acreditados por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) y los 2 restantes están actualmente en proceso de autoevaluación con miras a obtener su acreditación”, explica.

“Adicionalmente, dos de nuestros programas -Doctorado en Ciencias de Recursos Naturales y Doctorado en Ciencias, mención en Biología Celular y Molecular Aplicada- se encuentran acreditados internacionalmente por el máximo de años en la Unión Europea por la agencia AQAS, siendo la primera institución a nivel nacional con este logro”, agrega Arias.

Excelencia internacional

Según la Coordinadora Académica de Doctorado de la UFRO, la calidad y excelencia de los programas de doctorado han sido claves para potenciar su internacionalización, mediante la firma de convenios de doble graduación doctoral con prestigiosas universidades extranjeras. “A la fecha contamos con 12 convenios de doble grado activos con instituciones de España, Italia, Bélgica, Brasil, Colombia y Australia. De igual forma, tenemos alianzas con prestigiosas universidades nacionales, a través de 2 programas de doctorado conjuntos”, puntualiza.

También es importante señalar que los programas de doctorado de la UFRO tienen un reconocido prestigio por la conformación de sus claustros, donde participan académicos nacionales e internacionales con quienes se forman los estudiantes. La infraestructura también es un punto a destacar, con equipamiento de última generación en la universidad y también con acceso a infraestructura de vanguardia en otras universidades y centros de investigación con los cuales existen convenios, y las redes internacionales de la UFRO que también significan un valor agregado, ya que generan vínculos con expertos extranjeros, trabajando colaborativamente en distintos proyectos.

Investigación aplicada

Luis Salazar

“Una de las características principales de nuestro programa de doctorado es que se trabaja con investigación aplicada, porque la idea es que nuestras investigaciones impacten no solamente en el área científica sino también en el sector productivo del país”, señala Luis Salazar, Director del Programa de Doctorado en Ciencias, mención Biología Celular y Molecular de la UFRO, desde el año 2015, quien es Magister y Doctor en Farmacia por la Universidad de Sao Paulo. Sus líneas de investigación se relacionan con actividad biológica de productos naturales, bases genéticas y epigenéticas de enfermedades prioritarias y farmacogenómica, y cuenta con más de 160 publicaciones en revistas de corriente principal.

El Doctorado en Ciencias, mención Biología Celular y Molecular Aplicada ha formado a 103 graduados en sus 16 años de existencia, y se encuentra acreditado por 6 años. El programa cuenta con un 35% de estudiantes extranjeros matriculados y con 8 convenios de doble graduación con universidades latinoamericanas y europeas, aspectos muy importantes en los procesos de acreditación. En este sentido, es importante destacar que el doctor Luis Salazar forma parte del Comité Consultivo de Posgrado de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), donde por más de un año estuvo trabajando en los nuevos criterios que se aplicarán para todos los programas de posgrado de Chile (privados y estatales) a partir de octubre de 2023.

Consultado sobre la motivación para ingresar a un programa de doctorado, Luis Salazar señala que “si se trata de un recién titulado, es recomendable que el profesional trabaje en su área y luego evalúe si realmente le interesa ingresar a un programa de posgrado, porque algunas personas ven los postgrados como una alternativa laboral y no porque quieran desarrollarse en la academia o en investigación”, explica, agregando que “la mayoría de las personas que ingresan a los programas de posgrado es porque quieren, por un lado, ascender en su carrera académica dentro de las instituciones de educación superior y por otro, contar con mejores herramientas para desarrollar investigación. Cursar un doctorado significa además un gran cambio en la vida de las personas, requiere de una gran dedicación”.

Doctorado único en Chile

Andrés Quiroz Cortez, es el Director del Doctorado en Ciencias de Recursos Naturales de la UFRO desde 2018, es Magíster y Doctor en Química, titulado en la Universidad de Chile, sus líneas de investigación se relacionan con la Química Ecológica, la biotecnología y Productos Naturales, contando con más de 100 publicaciones de alto impacto.

El Doctorado en Ciencias de Recursos Naturales de la UFRO es el único a nivel nacional, y a juicio de su director, “se debe a que es muy difícil crear doctorados multidisciplinarios como este, porque se deben congregar diversos grupos de investigación, que en un principio tiene objetivos diferentes y que deben concordar en temáticas comunes, pero acá lo hemos logrado exitosamente, y en 20 años ha crecido de manera significativa, contando actualmente con una acreditación nacional de 8 años y una internacional de 5 años”.

La particularidad de este doctorado también ha significado una internacionalización del programa y de la universidad. “Los grupos de investigación, para publicar más y de mayor calidad, deben relacionarse con grupos de investigación extranjeros, y nuestro doctorado cuenta con una gran red de relaciones internacionales, tenemos un 20% de estudiantes extranjeros y contamos con programas de doble graduación con siete universidades extranjeras, esperando llegar a 10 convenios el próximo año”, agrega el profesor Quiroz.

“Cuando uno obtiene un doctorado se siente especial, a un nivel que se siente capacitado para comenzar a desarrollar investigaciones básicas y/o aplicadas, como en el caso de nuestro doctorado, que prepara a nuestros futuros investigadores en un amplio espectro de aplicaciones relacionadas con los recursos naturales. El doctor pasa a integrar una elite científica con la potencialidad de que lo aprendido se pueda aplicar al desarrollo de las personas y de producción regional y nacional. Eso es nuestro sentimiento y esperamos que nuestros egresado lo hagan parte suya”, puntualiza el director de este programa.

Empresaria orgánica

Paula Aguilera, fundadora de la empresa MycoNativa, es ingeniera agrónoma titulada en la UFRO, trabajó para Servicio País en comunidades mapuche de Cholchol, y luego obtuvo los

grados académicos de Magíster y Doctora en Ciencias de Recursos Naturales, también en la UFRO.

Su empresa, MycoNativa, nació a partir de una investigación impulsada desde la academia y cuenta con el primer bioproducto inoculante desarrollado en Temuco, elaborado a base de hongos nativos (micorrizas), contando hoy con tesistas de la UFRO que también se desempeñan en esta empresa.

“He tenido la oportunidad de estudiar en universidades de América y de Europa, lo que me permitió conocer otras realidades y aprender a utilizar los recursos naturales provenientes de microrganismos de los cuales todavía no conocemos todas sus potencialidades”, señala Aguilera, “y lo que más me motiva es hacer transferencia tecnológica a los agricultores, transmitirles a ellos lo que investigamos y lo que aprendemos en la universidad, eso nos retroalimenta y nos permite entregar algo útil para la sociedad”.

Consultada sobre la importancia de contar con un doctorado, la investigadora y empresaria señala que “este grado significa una validación de los conocimientos de acuerdo a la actualidad, profundizando un tema. Pero es bueno trabajar antes de hacer un doctorado, en empresas privadas o instituciones públicas, porque así se descubre lo que te motiva y lo que te hace feliz en la vida. Luego, es importante que los titulados no salgan a buscar pega, sino a generar sus propios emprendimientos”.

Experiencia extranjera

Desde Cartago, Costa Rica, conversamos con Kattia Núñez Montero, Ingeniera en Biotecnología del Instituto Tecnológico de Costa Rica, con estudios de posgrado en el Instituto Pasteur de Paris, magíster y doctora en Biología Celular y Molecular Aplicada por la Universidad de La Frontera, y doctora en Microbiología de la Universidad de Sao Paulo, Brasil, cuyas investigaciones incluyen ámbitos para encontrar nuevas bacterias y patógenos resistentes en la Antártica, con orientación a aplicaciones biotecnológicas en general.

“El proceso de llegar a la UFRO, a pesar de la distancia, fue muy sencillo y se facilitó porque se gestionó a través del Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica y con el apoyo del Consulado de Chile en Costa Rica”, recuerda, “además tuve mucho apoyo de la dirección del programa de doctorado en Ciencias mención Biología Celular y Molecular Aplicada y de sus profesores”.

Kattia Núñez estudió en la UFRO entre 2017 y septiembre de 2021. “La parte académica de mis estudios en Temuco fue espectacular, pero igual hubo un reto cultural en la cotidianeidad, incorporarse a la sociedad en temas tan simples como tomar un taxi o ir al supermercado, pero son personas muy acogedoras y participé en actividades de iglesias, fundaciones y como voluntaria de la Cruz Roja”, señala, “lo más difícil fue adaptarse al frío, al clima y las comidas, extrañaba mucho las frutas tropicales y el café de grano en variedades que allá no existen”.

Al consultarla sobre el nivel de la UFRO en el concierto internacional, la investigadora señala que “por mis temáticas de investigación descubrí que la UFRO ha tenido un modelo de crecimiento muy interesante y muy estable en los últimos años, tiene muy buen estatus a nivel nacional e internacional, con muchos programas de colaboración internacional, estrategias para atraer fondos privados y de investigación, con mucho apoyo al investigador, lo que no se encontraba en Costa Rica o Brasil, por lo que la UFRO está muy bien posicionada respecto a tecnología, laboratorios e infraestructura, a un nivel muy similar a las universidades del primer mundo”.

“El doctorado forma parte de un crecimiento profesional en distintos ámbitos, independiente de la especialidad, se gana experiencia sobre todo en el manejo de proyectos científicos, en liderazgo, en aprovechar oportunidades. Eso es muy relevante en Latinoamérica, donde no tenemos muchos recursos y no siempre se aprovechan las oportunidades. Entonces, el doctorado significa integrar el conocimiento al quehacer, para devolver un poco a la sociedad, esa es la principal importancia, crecer en lo personal y hacer un aporte a la sociedad”, puntualiza la científica costarricense.z

Comparte esta publicación en tus redes

Publicidad