Nuestra sociedad requiere profesionales cada vez más calificados en temas específicos y en constante actualización de sus conocimientos. Para ello, la Universidad de La Frontera, UFRO, cuenta con una variada oferta de posgrados y excelentes resultados.

“Existen diferencias importantes entre las personas que han cursado programas de Magister y quienes no lo han hecho. Principalmente, por el grado de especialización que se logra en los estudios de posgrado. En el pregrado se entrega una formación más bien general, mientras que en los posgrados se entrega una formación que es más específica y especializada sobre determinados temas”, explica Estefanía Esparza Reyes, coordinadora académica de Magíster de la UFRO.

Estefanía Esparza

Coordinación de Magíster

Académica del Departamento de Ciencias Jurídicas de la Universidad de La Frontera, abogada y Doctora en Derecho Constitucional por la Universidad de Castilla-La Mancha, Estefanía Esparza, asumió este cargo en mayo de este año, el que tomó “como un tremendo desafío, porque es un cargo nuevo, y además porque las tareas a realizar son importantes para el posgrado en general dentro de la UFRO, entonces es un desafío interesante desde varias perspectivas”, explica.

Esta Coordinación es una de las tres que se creó al alero de la Dirección Académica de Posgrado y, entre sus principales áreas de trabajo, se encuentran los procesos de acreditación y autoevaluación de los programas de Magíster, tarea muy puntual que se traduce en colaborar y servir de puente con la gestión en general de los programas. “En el fondo, toda la gestión que se realiza dentro de los programas de alguna manera va a tributar en que estos puedan ser acreditados”, explica la coordinadora.

Mayor especialización

“Contar con un magíster significa obtener un grado de mayor de formación y especialización, significa contar con la certificación de estudios más especializados sobre determinada materia”, agrega Esparza, “entonces, cuando uno contrata un profesional, quiere que ese profesional sea experto y conozca muy bien el área en que va a trabajar y eso es precisamente lo que entregan los posgrados”.

En el caso de los programas de Magíster de la UFRO, existen varias características que los hacen interesantes. En primer lugar destaca la calidad de los docentes que es total y absolutamente meritoria, son académicos de primer nivel quienes imparten las clases.

“Además, los programas de Magíster de la Universidad de La Frontera logran combinar de una manera muy apropiada lo global y lo local. De alguna manera, se les prepara para el mundo pero también para las realidades locales”, explica la coordinadora, agregando que “las asignaturas que se cursan en los distintos programas está muy relacionada con lo que está ocurriendo en otras partes del mundo al mismo nivel de universidades internacionales, por lo que los titulados pueden tener también un buen desempeño en otros lugares del mundo, y eso es difícil de lograr, no es algo tan sencillo”, puntualiza.

Carolina Báez Hernández

Especialización relevante 

Carolina Báez Hernández, es psicóloga titulada en la Universidad de La Frontera, reside actualmente en Santiago, y trabaja para el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y para Gendarmería de Chile. En la UFRO realizó un Magíster en Psicología Jurídica y Forense, al que ingresó el año 2006, siendo parte de la primera promoción.

“Vengo de una familia de abogados y me interesó esta área porque es una parte nueva de la psicología. Este fue un Magister pionero en Chile, cuyos académicos se especializaron en Europa principalmente, por lo que me pareció interesante estudiar algo que está en pleno desarrollo, donde se podían conseguir oportunidades laborales interesantes, y además es un área que me interesa temáticamente”, señala Carolina.

“Hoy es necesario para un profesional contar con un programa de Magíster, porque estamos en un mundo mucho más competitivo, y lo que entregan estos programas son principalmente herramientas y habilidades concretas, además del grado académico”, explica la profesional, “el Magister pasa a ser fundamental para desarrollar una carrera profesional hoy en día, además, para quien quiera desarrollarse en el área académica, también se debe tener en cuenta que la mayoría de las universidades piden el grado de doctor para poder hacer clases”.

“La Universidad de La Frontera es mi Alma Mater, estudié pregrado y posgrado en ella, obtuve una muy buena formación, actualizada. A pesar de encontrarse en el sur del país, la UFRO fue la primera a nivel nacional en impartir el Magíster en Psicología Jurídica y Forense, lo que demuestra la calidad que tiene y su visión sobre los futuros campos laborales, pertinentes para los alumnos”, agrega Carolina Báez.  “Esto hace que los estudios sean vistos como una inversión, tanto en el desarrollo profesional como en el desarrollo laboral. Yo puedo dar fe que gracias al Magíster mi carrera profesional ha sido mucho más provechosa, el primer trabajo lo logré justo una semana después de haber egresado del Magíster, y he tenido varios trabajos, cargos de jefatura, incluso hago asesorías al extranjero gracias a que cuento con este Magíster”.

Francisco Donoso Martínez

Experiencia académica

Francisco Donoso Martínez, es cirujano dentista y magíster en Odontología titulado en la UFRO, trabajó en la Región de Aysén, luego realizó una especialización en ortodoncia y ortopedia en la Universidad de Talca, donde siguió como docente en dicha universidad hasta la actualidad. Hoy se encuentra a cargo del Programa de Ortodoncia de dicha casa de estudios.

“Cuando uno se desempeña en el mundo académico es totalmente necesario contar con las habilidades que entrega un Magister. En la UFRO tuve excelentes profesores, lo que hizo decidirme por este programa, aunque tuviera que bajar viajar quincenalmente desde Linares”, recuerda el profesional. “El nivel es muy bueno y estoy muy contento por haber realizado este Magíster, por las herramientas que nos entregó, tanto en el área clínica como en el ámbito académico, además de considerar que se trata de un programa acreditado a nivel nacional”.

“Para cursar un programa de posgrado lo más importante son las ganas y la motivación para desarrollarse profesionalmente. El tiempo siempre es escaso, pero lo más importante es tener una buena motivación y contar con el apoyo de la familia y con el apoyo del trabajo en que uno se desempeña”, puntualiza Donoso.

Fernando Andrés Pinilla Avila

De la bioquímica a los negocios 

Fernando Andrés Pinilla Ávila, es Subdirector de Administración y Finanzas del Colegio Montessori de Temuco y del Colegio Leonardo da Vinci de Pitrufquén, Bioquímico y Magíster en Administración de Empresas (MBA), ambos títulos obtenidos en la UFRO.

“Siempre tuve el desafío de trabajar con recursos, administrar negocios, y al mismo tiempo obtener independencia financiera y laboral, por lo que cuando se me presentó la oportunidad de trabajar administrando una empresa de educación, comencé a buscar en la página web de la universidad donde todos en mi familia hemos estudiado, la Universidad de La Frontera”, recuerda el profesional.

“Recomiendo totalmente el Magíster en Administración de Negocios de la UFRO porque, en primer lugar, es una buena universidad, está acreditada y asegura una alta calidad entre los académicos que imparten los programas y también en los ámbitos teóricos y prácticos que se enseñan”, explica. “En segundo lugar, y algo muy importante, es que este programa permitía que accedieran profesionales provenientes de otras áreas que no eran los negocios o la administración como era mi caso. Entonces, además de ingenieros o empresarios, entre mis compañeros también había diseñadores gráficos, veterinarios y un bioquímico como yo. Esa posibilidad de acceder a un posgrado que no necesariamente se relaciona con los estudios de pregrado, es muy importante”.

Héctor Parodi Rivera

Pasión por la calidad 

Héctor Parodi Rivera es encargado de Aseguramiento de Calidad en Empresas Rosen. Ingeniero Civil Industrial con mención en Informática, titulado en la Universidad de La Frontera, y Magister en Sistemas Integrados de Gestión en la misma universidad, posee también un Diplomado en Gestión Gerencial. Hace 25 años trabaja para Empresas Rosen, la misma empresa en que su padre fue Prevencionista de Riesgos. 

“El Magíster que hice en la UFRO lo terminé el 2006 y lo que me motivó fue la pasión por el tema de la calidad, y también el interés personal de estar siempre desarrollando a través de alguna instancia formal”, recuerda, “además, descubrí que el magister también entrega un grado académico que te permite hacer clases y lo hice en varias universidades, pero también me sirvió como una base para conocer muchos otros sistemas de gestión. En mi trabajo también se ha reflejado el conocimiento de los otros sistemas de gestión, los que dan respuesta a lo que ocurre dentro de la empresa”.

“Además de estos conocimientos, hoy es importante que las personas sean proactivas y vean las oportunidades, no cerrarse en la inmediatez del corto plazo, es un tema de actitud”, agrega el profesional, destacando que “en la UFRO se da una situación bien especial, que yo viví en pregrado y en posgrado: existe un sello que distingue a quienes han pasado por la UFRO. Son personas humildes y quieren hacer cosas, quieren ser más. Lo he visto en alumnos, en tesistas, en practicantes, tienen hambre de hacer cosas y tienen un desarrollo muy importante en su vida profesional”.

Roberto Silva Figueroa

Perfeccionamiento constante 

Roberto Silva Figueroa es Ingeniero Agrónomo y Magíster en Administración de Empresas y actualmente se desempeña como Jefe de Área de INDAP en Villarrica.

“Dentro de mi formación tengo sólidos conocimientos en lo referente a producción agrícola, pero noté que me faltaban conocimientos en el ámbito de la administración de empresas y formulación de proyectos”, explica al ser consultado por su motivación, “anteriormente fui gerente de una empresa molinera, pero ahora necesitaba actualizar mis conocimientos en el ámbito de las empresas. Por eso decidí cursar el magíster en la Universidad de La Frontera, porque comparé su malla con la de otras universidades, y también por su calidad y prestigio en la región.

Al titularse, destaca haber quedado muy satisfecho con este programa, siendo parte de la primera promoción, “hubo mucha preocupación por parte del director del programa, de los académicos, aumentamos nuestras redes de contacto porque todos éramos profesionales de distintas disciplinas, lo que fue muy enriquecedor”.

“Con la competitividad que existe hoy en día, para un ingeniero resulta fundamental contar con estudios de posgrado, porque así como en todas las profesiones, uno debe perfeccionarse constantemente. Hoy estoy cursando otro magíster en el ámbito de la producción agroalimentaria, porque constantemente debemos mantenernos actualizados”, puntualiza.

Publicidad