Pascale Alejandra Blamey Tapia:

La joven realizó todos sus estudios en el Colegio Greenhouse y obtuvo 850 puntos en la Prueba de Transición Universitaria (PDT 2021) de Ciencias.

Con especial énfasis fueron reconocidos este año los jóvenes que obtuvieron puntajes nacionales en la prueba que cada año se rinde para ingresar a la universidad, ello considerando que sus últimos dos años de enseñanza media se realizaron en medio de una pandemia mundial, con miedo a la enfermedad, con muchas clases semi presenciales y sin el contacto habitual con sus amigos y compañeros.

En este año especial, una de las jóvenes destacadas por su puntaje nacional fue Pascale Alejandra Blamey Tapia, alumna del Colegio Greenhouse de Temuco desde Pre-Kinder hasta Cuarto Medio, quien obtuvo 850 puntos en el examen de Ciencias.

“No esperaba obtener un puntaje nacional, de hecho, el día que me llamaron para darme la noticia me emocioné mucho. Sabía que me había ido bien, esperaba unos 780 puntos, pero no un puntaje nacional”, señaló la estudiante.

“En mi familia todos están muy emocionados por este resultado, mis padres me apoyan en todos mis proyectos, en la carrera que elegí y actualmente nos estamos organizando para irme a estudiar a Santiago”, agrega.

Ahora, la joven ingresará al bachillerato de Ciencias en la Pontificia Universidad Católica de Chile (Santiago) para luego continuar con la carrera de Medicina, guardando los mejores recuerdos de su colegio.

“Del Greenhouse me llevo los mejores recuerdos, pasé toda mi educación y crecí junto a mis profesores y compañeros, siempre me apoyaron mucho, no solo en los estudios, también en el deporte, teníamos actividades muy entretenidas”, señala.

Padre orgulloso

Frente a este gran logro, conversamos también con el padre de Pascale, Alejandro Blamey, quien no oculta su orgullo y entrega algunas recomendaciones a los padres en cuanto a la educación de sus hijos.

“Este puntaje que obtuvo Pascale es una tremenda satisfacción porque es el resultado de todo su esfuerzo, su trabajo, su dedicación, privaciones de tiempo personal, y hoy nos tiene muy felices. Indudablemente, también es el resultado de la calidad de la educación que le entregó el Colegio Greenhouse y del capital cultural familiar, en el sentido de que nuestro hogar es cercano a la lectura y le entregamos mucho apoyo a nuestras hijas”, señaló Blamey.

“Ella es una joven muy sensible, muy humilde, está acostumbrada a obtener logros, siempre fue una alumna sobresaliente. Estamos felices por el puntaje, aunque la mamá está un poco apenada porque Pascale va a estudiar en Santiago, pero igual esperamos que retorne para que haga un aporte a su región”, agregó.

Al finalizar, el padre de Pascale también recomienda a los padres acompañar a sus hijos durante su educación, especialmente la básica, y dedicarles el tiempo necesario.

“Con nuestras dos hijas fuimos muy dedicados, nos privamos de tiempos personales para ayudarles con sus tareas, y mi recomendación es nunca dejar solos a los hijos durante la educación, especialmente entre primero y séptimo básico, después ya son más autónomos. No se trata de hacerles las tareas, sino de guiarlos, ayudarlos y enseñarles el compromiso y la responsabilidad”, puntualiza Blamey.

Publicidad