El humor con el que Christian Gatica (20) vive su vida lo sorprendió a principios de 2021, tras un año grabando videos para la red social del momento, convirtiendo su viaje para bajar de peso en una inspiración para otros, incluso llegando a México para mejorar su rutina deportiva. Hoy, con varios proyectos en carpeta, mantiene siempre presente en su mente a su querida comuna de La Araucanía.

Christian Gatica lleva varias semanas de vuelta a Traiguén, tras unos meses agitados en varios proyectos que no paran. Publicidad, viajes y un posible programa de televisión en Santiago lo tienen ocupado, ello tras volverse uno de los fenómenos nacionales a través de Tik Tok, la red social más exitosa fuera del conglomerado de Facebook, que alcanzó 1.000 millones de usuarios activos mensuales a nivel global durante el año pasado.

Un camino que este joven nacido en el Hospital Sótero del Río en Puente Alto, pero que llegó desde temprano al sur de Chile, “literalmente como al mes” cuenta él, convirtiendo a Traiguén en su hogar. Fue en esta comuna donde, impulsado por la cuarentena y sus estudios en comunicación audiovisual, lo llevó a grabar videos y tomar fotos para cumplir con sus trabajos. El humor siempre ha sido algo innato en él, lo que lo llevó a crecer en seguidores y, tras retirarse de la carrera, a no parar de subir videos con sus amigos y situaciones que creaba en la comuna del granero de Chile.

Ante ello, él agrega: “Traiguén es un pueblito con 22 mil habitantes y todo partió grabando con los vecinos del barrio, y con un amigo mío, el Máquina Narváez. Ha sido todo tan rápido que el otro día fui al estadio y los niños del colegio vinieron a sacarse una foto conmigo. Puse a Traiguén en el mapa de las redes sociales”.

Eligió el nombre de “Gordito Comunica” para su cuenta, donde los chistes, desafíos de confinados y memes fueron aumentando día a día, hasta que el canal empezó a girar hacia su experiencia bajando de peso. Un año contando lo que ocurría desde que se levantaba hasta las frustraciones por lograr mejores resultados generaron empatía en quienes seguían su proceso, llegando a alcanzar los 1.4 millones de seguidores.

Viaje a México

El 5 de noviembre, “Gordito Comunica” partió a Ciudad de México a seguir las órdenes de Raúl “Rulas” Arreola, preparador físico y nutriólogo azteca, que a través de sus redes sociales ofreció un programa de entrenamiento gratuito para bajar de peso a quien lograra más likes, concurso que gracias a los seguidores de Christian logró pasar varias semanas en el norte del continente. Él relata que sus seguidores “se volvieron locos etiquetando al Rulas”, obteniendo dicho premio.

“Fue todo tan inesperado. Yo nunca me había ganado nada en la vida y cuando lo logré me decía qué está pasando aquí”, explica el influencer frente a la exigente rutina a la que se sometió, la cual le entregó “otra perspectiva de la vida” y la que seguirá nuevamente cuando Rulas visite el país próximamente.

La creación de contenido ya se volvió su trabajo y para este 2022 el joven traiguenino ha decidido dedicarse completamente a dicha labor. Una decisión que sus padres respetan y se ríen al ver que “estar pegado al teléfono” se volvió un emprendimiento, ligado a la promoción de productos alimenticios que ayuden en su dieta. “Mi abuela no entiende cómo me ven tantas personas”, cuenta entre risas frente a la presencia de marcas que quieren trabajar con él para mostrar productos. Incluso, cuenta con un mánager para ordenar su agenda.

Hacia el futuro, quiere seguir grabando videos mezclando cocina y humor, diversificando su contenido. “La carrera de un influencer se construye hacia varias líneas. Puedo dedicarme a varias cosas”, explica Gatica, contando que uno de sus sueños es poder llegar a crear su propia línea de ropa, de la cual ya tiene un nombre tentativo, junto con abarcar otras redes sociales como Instagram y YouTube. “Gordito Comunica” sigue creciendo gracias a su simpatía y una humildad propia de alguien que desde un pueblo del sur la fama lo sorprendió, con su talento innato para hacer reír a otros.

Publicidad