Dr. Mario Orío Álvarez, Urólogo:

Con un lenguaje cercano y motivador, el doctor Mario Orío nos entregó importantes recomendaciones para prevenir enfermedades como el cáncer de próstata o a los testículos, destacando la importancia de descubrirlos a tiempo para disfrutar de una mejor calidad de vida hasta edades avanzadas.

“Vamos a comenzar aclarando algunos conceptos: ¿Cómo se llama el doctor que se preocupa de la salud de las mujeres? Ginecólogo. ¿De la tercera edad? Geriatra. ¿De los niños? Pediatra. ¿De los hombres? Urólogo. No, el urólogo es el encargado de la prevención, diagnóstico y tratamiento quirúrgico de enfermedades renales y del aparato urinario que afectan a ambos sexos, así como de las enfermedades del aparato genital masculino, desde los quince años de edad”.

Así comienza nuestra conversación con el doctor Mario Orío Álvarez, urólogo que se desempeña en el Hospital HernánHenríquez Aravena, la Clínica Alemana de Temuco y la Clínica Red Salud Mayor de Temuco. El especialista está empeñado en hacer un potente llamado a la educación, la prevención y al autocuidado, pues como señala, “un diagnóstico precoz permite incluso recuperarse del cáncer”.

Autoexamen

En el caso de los hombres, las principales afecciones como el cáncer de próstata y el cáncer de testículos. Este último se presenta principalmente en jóvenes de 15 a 35 años, por lo que es muy importante que los hombres, desde los 15 años, comiencen a realizarse autoexámenes de los testículos en busca de nódulos, y si aparecen, deben concurrir al especialista.

“El cáncer testicular es silencioso, no produce dolor, por lo que requiere un diagnóstico muy precoz, idealmente realizando autoexamen desde los 15 años, pues a diferencia de las mujeres y sus controles con el ginecólogo, los hombres habitualmente tenemos una especie de “laguna” hasta que empiezan a aparecer algunas enfermedades”, explica el doctor Orío.

“Aunque las nuevas generaciones están más preocupadas e informadas sobre temas de salud, aún falta en los hombres una cultura de acercarse al médico. El ideal es que a los 30 años ya se hagan un chequeo general, porque por ejemplo la hipertensión arterial puede empezar a esa edad”, agrega el especialista.

Factores de riesgo

“El factor de riesgo más importante es el de origen familiar. Si existen antecedentes familiares de cáncer de próstata es altamente recomendable examinarse”, explica el especialista.

En 2020 se diagnosticaron 8 mil personas con cáncer de próstata en Chile y ha pasado a convertirse en una de las principales causas de muerte entre los hombres, junto con el cáncer gástrico y los infartos.

La próstata es un órgano glandular ubicado enfrente del recto, debajo y a la salida de la vejiga urinaria, aunque puede estar pegado a esta, se conecta con los testículos por los conductos deferentes, los cuales ascienden un nivel más alto de la vejiga, lo que evita que la orina contamine el escroto.

La próstata tiene dos afecciones principales: la hiperplasia prostática y el cáncer de próstata. “La próstata rodea la uretra y después de los 40 años comienza a crecer de manera natural, en algunas personas crece más y en otras crece menos, pero cuando crece demasiado comienza a presionar la uretra y eso se llama hiperplasia prostática”, explica Orio.

“En tanto, el cáncer de próstata no avisa y debe detectarse tempranamente para curarlo. A partir de los 50 años debe examinarse por lo menos una vez al año o a contar de los 40 años cuando hay antecedentes familiares. El desarrollo del cáncer de próstata es lento, por lo que un examen anual es suficiente”, explica.

Examen de la próstata

Y he aquí uno de los grandes temas, que incluso se comenta es el que aleja a los hombres de realizarse exámenes preventivos.

“El chequeo de la próstata se realiza de dos maneras. A través del antígeno prostático (examen de sangre) y por medio del examen digital a través del recto. Uno no reemplaza al otro, no son excluyentes, hay patologías que sólo se detectan por el tacto, mientras que otras se pueden detectar por la muestra de sangre, por lo que podemos decir que son complementarios y el ideal es hacerse los dos”, afirma el doctor, agregando que “independiente de las bromas, el examen de tacto es muy importante desde el punto de vista médico, y eso es lo que se debe valorar. En los últimos años, cada vez más hombres se preocupan de examinarse y los jóvenes lo entienden aún mejor”.

Al realizar ambos exámenes aumentan las posibilidades de encontrar alteraciones en la próstata y luego proceder con otros exámenes como ecotomografías, resonancia magnética nuclear o biopsias.

Hoy vivimos más

El especialista explica que las enfermedades de la próstata se han convertido en tema porque en los últimos años han aumentado las expectativas de vida. “En la década de los 80, la expectativa de vida en los hombres era de 70 años, mientras que hoy pasamos de los 90 en muchos casos, y de ahí proviene la importancia de preocuparnos más de la salud, porque no es lo mismo pasar los últimos 20 años de la vida enfermos, sufriendo, que vivir esos años con una buena calidad de vida junto a nuestros seres queridos”, agrega.

“Los chilenos y chilenas estamos viviendo más y no estábamos preparados para eso, las personas jubilan estando totalmente activas, lo que ha sacado a flote temas como el de las AFP. Entonces, se hace cada vez más necesario pensar cómo queremos vivir nuestra vejez, en lo económico, la salud, la calidad de vida, por lo que, desde la juventud o mediana edad, debemos preocuparnos de pesquisar precozmente las enfermedades que pudieran afectarnos en la vejez, ese es mi mensaje para los lectores”, afirma el doctor Mario Orío.

Comparte esta publicación en tus redes

Publicidad